Follow by Email

lunes, 6 de mayo de 2013

Tríos con piano de Brahms en DVD, por Bashkirova, Vengerov y Pergamenschikow

 

           

Los amantes de la música de cámara estamos de enhorabuena. Son pocas las grabaciones de este género que se lanzan en DVD. Pues bien, nada menos que los tres Tríos para piano, piano y violonchelo de Brahms, más el Trío para piano, clarinete y violonchelo acaban de salir en el sello EuroArts. Pero no sería motivo de satisfacción si no se tratase de versiones de primera, primerísima clase. Conocía los dos primeros (Opp. 8 y 87), grabados regularmente de televisión, y me entusiasmaron las versiones; pero el sonido y la imagen eran malillos y la música no podía disfrutarse como es debido. Ahora, las tomas comerciales gozan de alta calidad técnica y el disfrute es pleno. Son producciones de Metropolitan Munich del año 1997 dirigidas por el conocido János Darvas y, el de clarinete, por un tal Jean-Claude Piroué. Realizaciones muy acertadas; aquéllos están filmados en una estancia de una casa señorial con una preciosa luz de sol que entra por un ventanal; el de clarinete lo está en un estudio cuyas paredes no se llegan a ver; también aquí la luz es un acierto.
Pero lo principal, aparte de la maravillosa música brahmsiana, son las soberanas interpretaciones de tres músicos extraordinarios que se entienden a la perfección (aquello no basta; para que sea Música de Cámara con mayúsculas se precisa también de lo segundo). Elena Bashkirova, hija del gran pianista y profesor (en Moscú y Madrid) Dmitri Bashkirov, que fue esposa de Gidon Kremer y lo es actualmente de Daniel Barenboim, es una gran pianista, especialmente afín a Mozart, a Chopin, a Schumann y a Brahms (pero también, por ejemplo, a Falla: ¡vaya Noches en los jardines de España que le escuché!). Por cierto, me parece que nunca ha actuado en público junto al padre de sus hijos, ni a cuatro manos ni dirigiéndole (¿por qué?...)
En cuanto a Maxim Vengerov, que tras varios años retirado vuelve a tocar (y a dirigir), es una pena que no haya grabado más Brahms, pues es un compositor que le conviene a más no poder: su Tercera Sonata con Barenboim es impresionante, acaso la mejor que haya escuchado nunca (es una pena que su en todo caso considerable Concierto de Brahms, también con Barenboim y la Sinfónica de Chicago al que acompaña en el mismo disco, no esté a toda la altura esperada). Su sonido, al igual que el de la pianista, es bellísimo y absolutamente brahmsiano.
Pero la mayor sorpresa puede ser la del no demasiado conocido y malogrado cellista Boris Pergamenschikow (1948-2007), del que bastaría decir que está a la mismísima altura que sus compañeros, de nuevo con un sonido lleno y cálido; los tres resultan tremendamente expresivos: líricos y apasionados, escucharlos dando vida a estas obras con tal entrega, convicción y disfrute es una experiencia inolvidable. La verdad es que las más que buenas versiones de estos tres Tríos con Eugene Istomin, Isaac Stern y Leonard Rose en EMI (filmaciones de la ORTF en 1974) quedan bastante atrás.
No tenía la menor noticia de la filmación de este Trío op. 114, con Bahkirova, el cellista Dietmar Schwalke y el clarinetista Wenzel Fuchs, solistas ambos de la Orquesta Filarmónica de Berlín, que estuvieron en estado de gracia el día en que hicieron juntos una de las menos conocidas y mejores partituras camerísticas brahmsianas.
Sólo ha faltado para completar los 5 Tríos del compositor de Hamburgo el Op. 40, para piano, violín y trompa. Lástima. Trío del que, por cierto, Sony posee una filmación (tiempo ha editada en vídeo VHS y en laser disc), realizada en el pequeño Teatro del Margrave de Bayreuth, a cargo de tres monstruos: Barenboim, Itzhak Perlman y el solista de la Sinfónica de Chicago Dale Clevenger. Interpretación sensacional, colosal, que deja pequeña a cualquier otra, y que los de Sony no se han dignado pasar a DVD (venía con las 3 Sonatas para violín y piano brahmsianas, con Perlman y Barenboim, versiones existentes también en CD, alabadas por cierto en su día hasta el delirio –hasta por Scherzo– y que para mí son un tanto decepcionantes).




No hay comentarios:

Publicar un comentario