Follow by Email

lunes, 7 de septiembre de 2015

Varios: Fellner, Nelsons, Pressler

 

Till Fellner, el aún joven pianista austríaco no muy conocido (Viena, 1972), pero al que le he escuchado bastantes cosas, en disco y en directo, que me han gustado casi siempre mucho, añade a esta lista de aciertos las Invenciones y Sinfonías de Bach que le escuché el otro día por Radio Clásica: no recuerdo una sola versión que me haya convencido tanto, ni en clave ni en piano. Nada de rutina, sino creatividad, imaginación, musicalidad, sensibilidad, siempre (en mi opinión) dentro de estilo. Un pianista, decididamente, a seguir.

Nelsons interpreta la Sinfonía "Sorpresa" de Haydn

Una filmación procedente de una televisión centroeuropea ha hecho llegar a nuestros oídos y nuestros ojos una reciente interpretación, maravillosa, reveladora, de la Sinfonía 94 de Haydn a cargo de Andris Nelsons y la Orquesta del Festival de Lucerna. Ya le conocía al letón una magnífica Sinfonía 44 "Fúnebre" con la Staatskapelle Berlin (DVD/Blu-ray Arthaus) cuando aún era muy joven (2010) y otra estupenda Sinfonía 90 con la Sinfónica de Boston de enero de este año 2015, o sea que llueve sobre mojado. Pero esta "Sorpresa" ha sido en parte eso, una sorpresa, porque aquí Nelsons ha alcanzado la estratosfera, en una obra a la que se han acercado desde Furtwängler, Giulini o Bernstein hasta Colin Davis, Solti, Leppard, Marriner o Brüggen. Pues bien, repasando mis notas y calificaciones sobre mis versiones favoritas de esta Sinfonía me encuentro con un 10 en la antigua versión de Giulini/Philharmonia (EMI 1957), con un par de 9,5 (Marriner, Philips 1977 y Giulini/Chicago, CSO 1978) y algunos nueves. Pero ha sido tal la impresión que me ha producido Nelsons que debo rebajar la calificación de todos ellos, al menos medio punto, y darle el diez solo a él. Es una versión tan espontánea, imaginativa, bella y vital que me parece toda una revelación. La orquesta rinde, una vez más, mejor con él que con cualquier otra batuta que yo haya escuchado en los últimos años. ¡Antológica! Otro soberbio logro de este aún joven maestro.

Menahem Pressler: Recital a los 87 años

Varias veces estuve tentado de comprarme el blu-ray (Idéale Audience) con el recital que el pianista que siempre ha liderado el Trío Beaux Arts ofreció en la Cité de la Musique de París el 23 de marzo de 2011. Al verlo con el 50% de descuento acabé haciéndolo. Y me alegro de ello, pues las interpretaciones, pese a ciertos desniveles, son muy hermosas y la grabación es extraordinariamente fiel. En el libretillo el propio Pressler cuenta su vida en un artículo delicioso. El programa fue no solo largo sino de gran envergadura: la Sonata 31 de Beethoven con la que empezó me recordó a Arrau por la belleza del discurso y del sonido, por la nobleza y por mantener un poco orillados los aspectos más angustiosos y rebeldes de la partitura. Enternece ver cómo Pressler hace (como para sí) un gesto de triunfo al comprobar que había culminado con éxito la interpretación. De las tres mazurcas de Chopin que siguen me han gustado muchísimo dos de ellas: la Op. 7/1 y la Op. 17/4. Lo más indiscutible del recital son quizá las Estampes del autor de El Mar, que han vuelto a recordarme al Debussy del genial pianista chileno: no solo Pressler hace gala de un mecanismo en muy buena forma, sino que su paleta sonora es de una especial riqueza cromática. La segunda parte era ocupada por la última Sonata de Schubert, la famosa D 960. Aunque el primer movimiento no lo termina de redondear, incluso con recurrentes problemillas en algunos trinos, desde el Andante hasta el final encuentro muy bella y lúcida, magistral su recreación. No fue lo mejor de la velada el Nocturno chopiniano No. 20 que ofreció de propina. Hermoso testimonio de un gran músico, que confiesa no ser capaz de vivir sin su arte. ¡Por muchos años!

2 comentarios:

  1. Andris Nelsons titular de la Gewandhaus Leipzig.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, aunque acababa de enterarme.
      Pero no por ello deja la Boston Symphony. En cambio, Chailly, cuya etapa en Leipzig me ha parecido mucho menos afortunada que la precedente en Amsterdam, ¿se concentrará solo en La Scala? Veremos.

      Eliminar