Follow by Email

domingo, 21 de febrero de 2010

Andsnes homenajea a Schumann y Chopin

En su recital del ciclo “Grandes intérpretes” de Scherzo, el 17 de febrero, el pianista noruego Leif Ove Andsnes (n. 1970) homenajeó a los dos grandes compositores cuyo bicentenario celebramos en 2010. Ahora bien, mientras Andsnes parece entenderse muy bien con el universo de Robert Schumann, no ocurrió lo mismo con el de Chopin. Del primero tocó con notable propiedad y acercándose a la sonoridad brahmsiana las Tres Romanzas op. 28 y la Novellette op. 21/5. Antes de las Escenas de niños -tocadas con sencillez y sin pretenciosidad, con momentos de verdadera poesía como en su pieza final- incluyó en el programa las diez breves páginas que integran los Játékok (Juegos) del húngaro György Kurtág (n. 1926): una colección de poco más de diez minutos con música de altura, pero que quizá desconcentró del clima schumanniano y alargó sin necesidad la primera parte hasta una hora. La segunda, dedicada sólo a Chopin, volvió a mostrar la solidez musical y la importante técnica de Andsnes, pero también una excesiva sobriedad rayando en la frialdad y la carencia de expresión, lo que fue palpable tanto en las Baladas 3 y 1 que abrían y cerraban como, más aún, en los cuatro Valses (totalmente insípido el Op. 64/2) y en el Nocturno op. 62/1. “¡Qué esaborío!”, fue el certero comentario que oí a mis espaldas al terminar este Decimoséptimo Nocturno, que en otras manos puede alcanzar una inmensa elevación poética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario