Follow by Email

lunes, 2 de agosto de 2010

Reverter no debería hablar de Domingo

A nadie que conozca un poco el percal debería extrañarle lo más mínimo que Arturo Reverter haya escrito perrerías acerca del Simon Boccanegra que Plácido Domingo ha cantado recientemente en el Teatro Real. Sólo puede engañar o llamar la atención a quienes no conozcan sus circunstancias y la relación de este crítico (por lo demás uno de los mejores de España) con el insigne tenor madrileño. También por otras especiales razones sus juicios sobre José Carreras no deben ser tenidos en cuenta: lo personal se cruza abiertamente con lo artístico. Debería abstenerse de hablar de uno y de otro. Pero no: erre que erre.

Hace muchos años, cuando se supo que Plácido iba a abordar el Otello verdiano, nuestro experto en voces vaticinó que Plácido no iba a durar un telediario, que se quedaría enseguida sin voz, o con ella hecha unos zorros. Pues bien, como todo el mundo sabe Plácido no sólo ha sido el Otello más artista y mejor interpretado del que haya documentos sonoros, sino que lo ha cantado una enormidad de veces, creo que tantas como la robustísima y completamente dramática voz de Mario del Monaco. Es decir, que, como profeta, un cero patatero a Reverter. ¿Ha dicho alguna vez que se había equivocado? Me temo que cree que es incapaz de equivocarse.

Pero la animadversión personal de Arturo hacia Plácido no ha cesado (conozco las razones, porque el mismo Arturo las confesó una vez que estaba más bebido de la cuenta, pero no voy a revelarlas), como cualquiera que haya seguido un poco su trayectoria sabe. Por si a alguien le caben dudas, no tiene más que consultar su último libro, con CD incluido: todos los ejemplos que ha seleccionado, de multitud de cantantes, sobre todo del pasado (algunos abiertamente horribles desde la perspectiva de hoy) son laudatorios... menos uno, el único de todo el CD para denostar a quien lo canta. ¿Adivinan quién es? ¡Justamente!

Aparte de su inocultable –e inocultada– animadversión hacia Plácido, desde hace tiempo Reverter se ha vuelto tan escrutador de las voces en todos sus detalles técnicos que los árboles –y hasta las briznas de hierba– le impiden ver el bosque. Sus análisis, nota a nota, segundo a segundo, sólo pueden servir para estudiantes o profesionales del canto, pero no a los amantes de la música y de la voz.

Porque le he escuchado en Radio Clásica practicar análisis hiperminuciosos de algún famoso cantante del pasado en los que alaba su técnica, la colocación de su voz, la emisión de cada nota, etc., etc. Análisis en los que no ha sido capaz de ver que ese cantante estaba totalmente fuera de estilo, o que su interpretación es hoy inadmisible. Y si lo ha visto, nada ha dicho al respecto. Y a todo buen amante de la música esto le interesa mucho más que las unidades mínimas de la técnica.

Así, de poco sirve que diga –con evidente hiperexageración de todo lo negativo– que Plácido ha incurrido en tales defectos –reales en algún caso, imaginarios en los más– si no ha sido capaz de ver que la interpretación que Plácido ha hecho de Simón supera, y con mucho, a todo lo escuchado hasta ahora.

Sólo podrá convencer a sus seguidores incondicionales –que los tiene–, a los que oímos repetir al pie de la letra lo que ha dicho o escrito aquí o allá. Pero lo chungo del asunto es que él parece creer que sabe más que Solti, que Abbado, que Barenboim, Mehta o Pappano (por citar sólo a directores musicales, y sólo a unos pocos). Seguridad en sí mismo (parece que) a Reverter no le falta, desde luego. Para nosotros, esa seguridad no es sino incapacidad para conocer sus propios errores o limitaciones.

12 comentarios:

  1. kern jorge eduardo3 de agosto de 2010, 23:37

    Mira, no conozco a ese Sr. crítico(de por si los críticos no me gustan,me parecen cantantes o músicos frustrados). Pero una cosa es una cosa, y otra es el cantante de opera. Es cierto, Domingo es un gran actor,el se desempeña brillantemente en ese aspecto en cualquier ópera; pero otra cosa es un tenor que "trata de desempeñar un papel destinado al barítono". No eso no se lo tolero a nadie. Y menos al mismísimo Domingo(pues es muy inteligente). Tal cual pasó con el papel de Vidál en la Francisquíta:(Si bien era chico recuerdo la interpretación que hacia Luis Sagi-Vela, en el teatro Avenida de BS. AS) por mas que interpretativamente sea un genio, no lo autoriza a cantar lo que se le dé la gana, e inclusive hacer cantar algunas romanzas de barítono a Rolando Villazón, hecho lamentable. Le estoy contestando desde mi humilde ubicación de amante de la ópera y de la música clásica. A cada cual lo que Dios le dió, ejemplo de esto fue,para mi el mejor de todos:don Alfredo Kraus (que Dios tenga en su gloria a Fleta), que tuvo sus licencias, pero generalmente en disco.Puede que haya excepciones, dicen que Caruso cantaba el "si puo" como ningún barítono o Vinay en cualquiera de los roles de Otello. Pero vocalmente Domingo está faltando el respeto al público incursionando estos terrenos y a esta edad. Así lo veo yo, un amante de la ópera, que no tiene ninguna animadversión por Domingo, por el contrario, lo he disfrutado en tantísimas operas. Es un lujo que algunas estrellas se pueden dar? lo tomo como eso y nada mas. Al fin y al cabo, quién soy yo para decirle a Domingo que cante lo que tiene que cantar.El lo sabe. Un saludo, no tengo ningún vinculo con ese ni con ningún crítico.

    ResponderEliminar
  2. kern jorge eduardo3 de agosto de 2010, 23:57

    en doña francisquíta debe decir Luisa Fernanda

    ResponderEliminar
  3. A Reverter parece que tampoco le gusta Barenboim. En el libro "La discoteca ideal de música clásica" prácticamente no destaca ninguna grabación de Barenboim con tres puntos, ni siquiera donde nadie discute que el maestro israelí es de los más grandes (Bruckner, Wagner, Beethoven, los conciertos para piano de Mozart, algunas obras de Liszt, etc.). Pese a todo, no tengo mala opinión de Reverter (me gustó el libro de editorial Península sobre Schubert y muchos de sus escritos), el problema es que algunas de sus fobias son producto más de cuestiones personales que de una valoración intelectual de la interpretación musical.

    ResponderEliminar
  4. Reverter detesta a Domingo, cierto, pero alguien tenía que decir que lo que se está escuchando con esta serie "Bocanegras" es de de una mediocridad absoluta y sólo satisface a los interesados exclusivamente en escuchar a Domingo.

    Un par de notas:

    "Por si a alguien le caben dudas, no tiene más que consultar su último libro, con CD incluido: todos los ejemplos que ha seleccionado, de multitud de cantantes, sobre todo del pasado (algunos abiertamente horribles desde la perspectiva de hoy) "

    "Porque le he escuchado en Radio Clásica practicar análisis hiperminuciosos de algún famoso cantante del pasado en los que alaba su técnica, la colocación de su voz, la emisión de cada nota, etc., etc. Análisis en los que no ha sido capaz de ver que ese cantante estaba totalmente fuera de estilo, o que su interpretación es hoy inadmisible. "

    ¿A quién se refiere usted, Sr. Carrascosa? ¿Quizá a Kipnis, Gigli o a Ponselle? Estas consideraciones nos dicen mucho de su conocimiento de las grandes voces de ópera.

    "Pero la animadversión personal de Arturo hacia Plácido no ha cesado (conozco las razones, porque el mismo Arturo las confesó una vez que estaba más bebido de la cuenta, pero no voy a revelarlas)"

    Este párrafo nos lo dice todo sobre usted como persona.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Abusa usted del argumento ad hominem contra Reverter, sr. Carrascosa. Yo sigo esperando que alguien refute con solvencia académica todas las supuestas "perrerías" vertidas contra Plácido Domingo.

    Atte. El Marqués de Bradomín

    ResponderEliminar
  6. Es una lástima haberme topado con esta entrada casi dos años después de haber sido redactada.

    Seguramente la verdad se halla en un punto equidistante entre lo que dice Reverter (cuyas críticas me parecen las más objetivas y técnicas de cuantas se puedan leer) y lo expresado por Carrascosa (a propósito de esa supuesta "ojeriza" que el crítico compostelano siente por el tenor madrileño: muy parecida, aunque más objetiva y documentada, que la manifestada en numerosas ocasiones por Ángel Fernando Mayo contra las incursiones wagnerianas del divo). En cualquier caso, dejando al margen tecnicismos, estoy de acuerdo con Reverter, en el sentido de que en sus incursiones baritonales Domingo sólo desnaturaliza los papeles que interpreta y son una falta de respeto hacia el público y, sobre todo, hacia los compositores (aunque estos ya no puedan decir nada). Pero si el "Oso de Busetto" levantara la cabeza me temo que... ¡¡Brrrr!!

    Por cierto, Sr. Carrascosa: coincido con Gino en lo de su falta de elegancia (por llamarlo de alguna manera) a la hora de argumentar contra Arturo Reverter. Gesto marrullero y de muy mal gusto.

    Un saludo desde el Nibelheim.

    ResponderEliminar
  7. Descubrí a Reverter en radio clásica, y aunque reconozco una primera adversión a una persona que solo sabe críticar el arte o técnica de cantantes de opera (a mi cualquiera me parece increible simplemente por que son capaces de realizar algo tan bello como el canto, algo que yo no sería capaz de ello) es cierto que mi incultura me hace tomar esa primera adversión institiva hacia un crítico que poco a poco me está enseñando a desucbrir y aprender a amar, conocer y entender la ópera. Ahora solo puedo agradecerle su conocimiento trasmitido, aunque continue sintiendo adversión a la crítica dura. Y reconocer, cosa que ni usted puede evitar de hacer, el hecho de que todo lo que "crítica" lo basa y lo demuestra con algo tan indiscutible como son las grabaciones y la realidad. Mi reconocimiento en haberme hecho querer la opera y tener ilusión por aprender de la ópera.

    ResponderEliminar
  8. Los boccanegra de Domingo son ciertamente mediocres. Los tengo todos y lo escuché en directo en el Real. Domingo no tenía fiato y su Boccanegra fue deficiente, y quede claro que soy un admirador del Domingo tenor.
    Rinconcete.

    ResponderEliminar
  9. No se que tal lo cantareis vosotros, me gustaría oír una demostración vuestra. Si vuestra, los semidioses que decís de Plácido mediocre, o este lo canta bien porque lo digo yo. Una de las cosas bellas del canto es la variedad de voces e interpretaciones y que cambian continuamente, por el momento , por la edad, por muchas cosas. Pero estoy seguro que los 20 o 30 mejores tenores del mundo no cantan nada mediocre.

    ResponderEliminar
  10. Reverter para mi es un impresentable.

    ResponderEliminar
  11. Creo que Domingo acabará cantando de bajo y en el futuro puede que lo veamos cantar el papel del Comendador en el Don Juan de Mozart.Cuanto ego y cuento.

    ResponderEliminar
  12. "Creo que Domingo acabará cantando de bajo y en el futuro puede que lo veamos cantar el papel del Comendador en el Don Juan de Mozart.Cuanto ego y cuento."
    No puedo estar más de acuerdo con este cometario.
    Generalmente Plácido suele entusiasmar a quienes no han ido nunca a la ópera y/o han sido invitados a alguna. Para los aficionados de verdad, Plácido logra "crear" alguno de los más de cien personajes que ha "atacado". En concreto, el Simón del Real que ví/escuché por TVE, fue bochornoso; un desfile de ancianos cantantes que no saben cuándo deben de dejarlo ...

    ResponderEliminar