Follow by Email

domingo, 9 de enero de 2011

Fabio Biondi dirige “Ercole sul Termodonte” de Vivaldi, con Villazón, DiDonato, Basso…

Virgin ha publicado hace pocas semanas la que para mí, por lo que he escuchado, es seguramente la ópera de Vivaldi más recomendable para tenerla en disco; y lo es tanto por la calidad musical de la obra como, puede que más aún, por la calidad de la interpretación: Ercole sul Termodonte (50999 6945450 9, 2 CDs.)

Un poco menos larga que otras suyas (144’), Ercole, RV 710 (1722-23), reconstruida y en edición crítica del propio Fabio Biondi, es relativamente ágil en su incesante y variada sucesión de arias y, dado que la mayor parte de ellas son realmente notables, cuando no espléndidas, la escucha no se hace pesada (lo que puede ocurrir, me parece, incluso en obras maestras de Haendel).

Ésta, la verdad, la he escuchado tres veces sin que me pese, sino todo lo contrario: con gran placer. Ello se debe en parte, sin duda, a la magnífica interpretación. El un tanto irregular Fabio Biondi ha dado aquí, para mí, de lleno en el clavo: se nota cómo y cuánto se ha entregado a dar lo mejor de sí (sin los excesos “fundamentalistas” de otras veces) y sacar todo lo posible de esta partitura. La sencilla y eficacísima orquestación vivaldiana; la gran variedad de situaciones, de la calma a la furia, de la introspección a la extraversión, están perfectamente servidas (espléndida la orquesta, Europa Galante, y notable el Coro de Cámara Santa Cecilia del Borgo San Lorenzo).

Y no digamos por los cantantes.

En estos años en que prácticamente no se graban óperas (sí se filman, por suerte), llama la atención que una compoañía haya reunido un elenco tan impresionante: Rolando Villazón (Ercole) podrá llamar la atención y descolocar a más de uno, pero creo que se deberá más que nada a lo poco acostumbrados que estamos a escuchar voces tenoriles armónicamente tan ricas en óperas barrocas, pero me parece que está admirable, tanto por la expresión como por la línea de canto e incluso por eso tan indefinible como el estilo. Estoy seguro de que con todos los demás cantantes habrá mayor consenso, incluyendo el otro tenor, el estupendo Topi Lehtipuu (Telamonte), y con el otro hombre del reparto, el contratenor Philippe Jaroussky (Alceste).

En cuanto a las féminas, el entusiasmo no es menor: de la mezzo (más bien soprano) Vivica Genaux (Antiope), a la que en mi particular calificación le he puesto un 7,5, a la absolutamente sensacional, increíble mezzo Joyce DiDonato (Ippolita: ¡un 10!), pasando por las sopranos Patrizia Ciofi (Orizia: un 8), Diana Damrau (Martesia: un 8,5) y por la soberbia contralto Romina Basso (Teseo: un 9).(Me olvidaba: a Villazón le pongo un 9 y a los otros dos hombres, un 8).

La grabación es también de 9. Así que está bien claro: recomendación plena, porque se supone que tardará tiempo en salir otra ópera de Vivaldi con este nivel en todos los aspectos.

1 comentario:

  1. Gracias por la crónica. Cualquier alabanza a Joyce DiDonato me la creeré. Espero pillar pronto este Vivaldi. J.S.R.

    ResponderEliminar