Follow by Email

sábado, 22 de enero de 2011

Más escuchas a ciegas: Alessandrini, Heras, Nelsons, Maazel, Fricsay, Nézet-Séguin…

Bach: Conciertos BWV 1044, 1052, 1054 y 1057

El clave solista es un virtuoso, pero sus ejecuciones (más que interpretaciones) son inflexibles... salvo cuando se empeña en ritardandos o acelerones repentinos e inmotivados. El Concierto triple no debe tocarse con flauta dulce (ésta suena como de chavalillo en clase de música), sino travesera. Interpretación: 4

Solución: Concerto Italiano/Rinaldo Alessandrini (Opus 111, 1996)

Debussy: Iberia. Falla: Noches

Admirable Iberia, de un gran sentido del color pero de perfiles tirando más a incisivos que a difuminados. Gran claridad. Excelente (8).

Noches: dirección bastante en estilo, pero variable, con momentos estupendos, que se ve perjudicada por un piano demasiado veloz y hasta atropellado, no siempre muy nítido. (piano: 5; dir: 7)

Solución: Saleem Abboud-Ashkar, piano/Orquesta Sinfónica de Radio Berlín/Pablo Heras-Casado (en público, 2010)

Dallapiccola: Piccola Musica Notturna. Mendelssohn: Sinfonía Escocesa

Preciosa la breve partitura de Dallapiccola, un compositor creo que injustamente muy olvidado. Me parece que está estupendamente dirigida, pero no conozco otras versiones.

La Escocesa, obra difícil donde las haya (casi no existen versiones que me entusiasmen) está francamente bien, por encima de la media de las versiones al uso en disco. Tierna, humana, muy mendelssohniana, creo que se pasa en algún momento en dulzura. (8)

Solución: Orquesta Sinfónica de Radio Berlín/Pablo Heras-Casado (en público, 2010)

Dvorák: Sinfonía del Nuevo Mundo. Wagner: Obertura de Rienzi

Tras una obertura de Rienzi muy militar (¡qué caja más desagradable!), con una buena introducción pero a ratos casi charanguera (6), la Nuevo Mundo mejora, pero resulta carente de unidad y concepto claros, y muestra serios altibajos. Parece que pretende ser original, pero nada nuevo aporta. La planificación polifónica es caprichosa: hay cosas que casi no se oyen, y otras que destacan en exceso en detrimento de otras voces (7).

Solución: Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham/Andris Nelsons (en público, Proms 2010)

Mahler: Sinfonía 7

Espléndida versión, admirablemente analizada, de extraordinaria claridad, lo que confiere al entramado temático una lógica infrecuente (la influencia de Klemperer creo que no es ajena). Me ha gustado sobre todo el primer mivomiento (con momentos de intensa súplica), mientras el que menos ha sido el último (a ratos algo despendolado). Espléndida la orquesta, sobre todo por algunos solistas. Por encima del término medio de las versiones discográficas de los grandes directores. (8)

Solución: Orquesta Filarmónica de Nueva York/Lorin Maazel (en público, 2007)

Prokofiev: Sinfonía Clásica. Ravel: Bolero

Flojísima Sinfonía Clásica, sin gracia, chispa ni elegancia, algo burdamente tocada y con un finale bastante desquiciado (4). Para el rapidísimo Bolero (¡¡13’24”!!) no tengo palabras: es, sin duda alguna, el peor que he escuchado jamás, incluyendo las versiones en público con orquestas locales madrileñas. La orquesta es un puro espanto: ¡qué solos, uno tras otro! El de trombón es de no dar crédito (1).

Solución: Orquesta Sinfónica RIAS, Berlín/Ferenc Fricsay (D. G., años 50)

Tchaikovsky: Cascanueces

Muy buena versión, a la que sólo le achacaría algunas exageraciones en determinadas acentuaciones y el innecesario e inconveniente accelerando al final del Vals de las flores. Muy bien la orquesta (8)

Solución: Orquesta Filarmónica de Rotterdam/Yannick Nézet-Séguin (2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario