Follow by Email

sábado, 26 de marzo de 2011

¡Gergiev, ¿el más grande?!…

Con varios días de retraso ha llegado a mis manos un artículo a página completa de la edición del 13 de marzo del diario “El Mundo”, un artículo encabezado por una foto de Gergiev dirigiendo, escrito por Rubén Amón y cuyo titular reza: “Valery Gergiev, el rey de la batuta”. Me quedé estupefacto. Espero que dicho simplista y lapidario título no haya sido idea del excelente periodista y buen melómano que firma el artículo, porque convierte a un maestro resultón, efectista y rutinario en nada menos que el más grande director de orquesta de nuestro tiempo.

A la derecha de la página aparece una columna. En lo alto de ella pone: “Los Top 5”, y debajo, cinco recuadros. En el primero van los Compositores, que, por orden, son: Beethoven, Mozart, Schumann, Bach y Brahms.

En el 2º, las Obras: El Mesías, la Séptima Sinfonía de Beethoven, la Primera de Mahler, el Segundo Concierto de Chopin y la Sinfonía “Pastoral” de Beethoven.

En el 3º, las Orquestas: la Sinfónica de San Francisco, la Sinfónica de Chicago, la Filarmónica de Nueva York, la Sinfónica de Milán (¿?) y, ya en quinto lugar, la Filarmónica de Berlín.

En el 4º, los Directores: Valery Gergiev, Michael Tilson Thomas, Mariss Jansons, Ivan Fischer y Herbert Blomstedt.

Y en el 5ª recuadro, las Óperas: La bohème, Las bodas de Fígaro, Carmen, Tosca y La traviata.

Intentando reponerme de la impresión, y angustiado por los aficionados que pudieran tomarse esto en serio como una lista de lo mejor en cada apartado, leo el texto completo y me encuentro con que no se trata de un hit parade de calidad (que es, lo que sin duda parece), sino, al parecer (no queda nada claro), de una lista de los directores y las orquestas que más trabajan y de las obras más veces interpretadas.

Todo ello según una encuesta hecha sobre 11.7204 [sic] espectáculos por la “reputada página www.bachtrack.com

Así que nada, no se asusten, tranquilícense todos: ¡no es que Schumann sea mejor que Bach, sino que ese año, casualmente centenario de Schumann, se interpretaron en esos 117.204 espectáculos más obras de Schumann que de Bach! (claro que interpretar La Pasión según San Mateo puede que sea más que la Obertura de Genoveva y las Escenas de niños juntas...)

Tranquilos: ¡no es que el 2º Concierto de Chopin sea mejor que la Sinfonía “Heroica”, sino que el menos bueno de los dos Conciertos del polaco en el año de su centenario ha sido tocado más veces! ¡Ni que La bohème sea mejor que Tristán e Isolda! ¡¡Ni que la Primera Sinfonía de Mahler sea la tercera obra más genial que existe!! (¡¡Menos mal!!)

Y no es que la Sinfónica de San Francisco sea mejor que la Filarmónica de Viena o la Concertgebouw (¡que no aparecen entre las cinco primeras!), sino que ha debido de dar más conciertos, siempre entre los contabilizados por esa estraña encuesta...

¡Qué alivio! Menos mal que Gergiev no es el mejor director del mundo (¡aviados estábamos!), ni esos otros cuatro que le siguen los siguientes más destacados...

Pero todo esto es lo que parece que había entendido la persona que me pasó ese artículo, ayudado sin duda por el confuso título. Y me temo que no habrá sido la única...

2 comentarios:

  1. De los otros directores citados quizá podríamos dar alguna grabación interesante, ¿pero hay alguna de Jansons?

    Alberto Ayas Linde

    ResponderEliminar
  2. No conozco en profundidad la abundante discografía de Mariss Janssons, pero sí que tiene en su haber varios, o hasta bastantes, discos buenos: en general la música rusa y la del siglo XX la dirige muy bien. También Haydn (le he escuchado y visto varias sinfonías transmitidas por emisoras de tv extranjeras, que me han gustado mucho). Pondré como ejemplo un disco suyo que me gusta muchísimo: las Sinfonías 2ª y 3ª "Litúrgica" más Pacific 231 de Honegger (con la Fil. de Oslo, EMI 1994)

    ResponderEliminar