Follow by Email

miércoles, 5 de junio de 2013

“La Pasión según San Mateo” de Bach por Klemperer, reprocesada en Japón

    

Publicada por EMI en 1962, esta interpretación existe desde hace años en CD, habiendo sido reprocesada en 2001 para su edición en la serie “Great Recordings of the Century”. Su sonido era bastante bueno y disfrutable. Pero ahora EMI Japón la ha vuelto a remasterizar con resultados francamente sorprendentes: la toma sigue siendo levemente lejana, pero está espléndidamente equilibrada y tímbricamente es de gran fidelidad y tersura. Reescuchar esta interpretación en una edición que difícilmente podrá ser mejorada ha sido para mí un disfrute difícil de explicar, pues se trata de una de las grabaciones más geniales de cualquier música en toda la historia del disco.

En mi opinión, los criterios historicistas para la música barroca que nos invaden jamás podrán arrinconar ni devaluar una interpretación de tal clarividencia, belleza y emoción. Una interpretación que, a diferencia de otras unos años anteriores o posteriores, no es ni romántica (no confundir con expresiva) ni está anticuada (ni lo estará en cien años, me imagino). Algunos le achacan que ha pasado de moda por ser lenta (criterio absolutamente subjetivo, pues no hay demostración posible de que tenga que ser más rápida); por ser su continuo poco imaginativo –a cargo de George Malcolm al clave, más cello y contrabajo. En efecto, lo es: ¿se trata de un problema serio? ¿Es además conveniente aquí un continuo florido o recargado...?–, que es poco auténtica porque en su época no debió de sonar así, etc. Pero nadie, que yo sepa, ha explicado satisfactoriamente por qué ha de interpretarse una música igual en todas las épocas, por más que conociésemos (como ocurre en muchos casos) la grabación del estreno.

Esta interpretación de Otto Klemperer es una de las recreaciones más intemporales que puedan imaginarse; el enorme director, no creyente por cierto, puso en ella lo mejor de sí: una actitud humilde frente a la grandeza y la elevación sublimes de la música, una verdad que desarma, una emoción intensísima que -¡misterio!- no le lleva a desembocar en una visión romántica (en lo que sí incurren, por cierto, nada menos que Furtwängler, así como, cada uno a su modo, Mengelberg, Scherchen o Karajan; si lo hizo también Jochum me parecería más discutible). Y un sentido dramático impresionante.

Klemperer convocó en torno a sí los elementos más asombrosos jamás reunidos: un Coro (el Philharmonia, preparado por el mítico Wilhelm Pitz, artífice así mismo del Coro del Festival de Bayreuth), una Orquesta excelsa (la Philharmonia de sus mejores días, es decir, para mí claramente la mejor orquesta del orbe), con solistas increíbles, como el violín Hugh Bean, el oboe Sidney Suttcliffe y, sobre todo, el inalcanzado flauta Gareth Morris. Conjuntos no precisamente escuálidos, pero jamás espesos o plúmbeos.

En cuanto al elenco vocal, ni antes ni después se ha visto algo igual: Dietrich Fischer-Dieskau (Cristo también en la segunda grabación de Karl Richter) es un Jesús de ensueño: la voz estaba en plenitud, el canto es sublime, lo mismo que la interpretación, la más divina que pueda imaginarse. Su personaje es, en ciertos momentos, colérico, lo que me parece un gran acierto. Es uno de los logros más memorables de su carrera. Peter Pears (Evangelista también con Münchinger: una versión que, por cierto, sí ha envejecido) es el prototipo de maravilloso cantante en posesión de una voz más bien feúcha (horrorosa para algunos). Pero es el más grande intérprete, con permiso de Peter Schreier, de esta parte, que requiere no menos inteligencia que la de Cristo. Sus melismas en los momentos más dramáticos alcanzan un patetismo sin igual.

El cuarteto es igual de prodigioso: una Elisabeth Schwarzkopf de espiritualidad y sensibilidad sin parangón (frente a ello, algún cambio de color ¿qué importancia tiene?), que deja muy atrás a todas las demás sopranos que han grabado esta parte. Christa Ludwig, conmovida y conmovedora, sólo ha sido igualada, ya que no superada, por Janet Baker (con Richter II). Nicolai Gedda vuelve a ser el tenor de arias más admirable que haya escuchado (incluyendo a él mismo con Wolfgang Gönnenwein siete años después); ni siquiera Fritz Wunderlich (con Münchinger), de voz más bella, resulta tan musical y espresivo como él. Y para hallar a algún bajo que cante con tal maestría y convicción habría que remitirse a Fischer-Dieskau en la primera grabación de Richter.





10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En "Formato material", no virtual, hay dos tiendas que son las que más se usan para comprar discos desde todo el mundo.
      "HMV Japan", página que tiene opción propia en inglés, y ofertas y precios de envío mucho más baratos que amazon jp.
      Y otra tienda virtual muy famosa es "CD Japan"
      Ambas son internacionalmente reconocidas por su seriedad y solvencia.
      Puedes pasearte por la página de vez en cuando para ver si sacan algo nuevo.
      Los japoneses van en otra onda, en el formato material.
      Hace unos cinco años lanzaron un nuevo material para los CD, de policarbonato transparente, que describen casi idéntico al de las pantallas LCD.
      Realmente, mejora en "calidez", es menos metálico que el CD.
      Después, lanzaron el marcado de la señal de CD controlado de fábrica por reloj de rubidio, yo compré algunos, y mejoran en precisión.
      En algunos casos unen las dos tecnologías, y el resultado es, a ciegas, bastante notable.
      Marean un poco, porque lo normal es juntar toda la tecnología en una edición, pero no. Sólo cuando les da.
      Siguen con el SACD, y ahora lo hacen con este nuevo material,
      SHM-SACD, e incluso últimamente han incorporado el SACD "mono-capa".
      Se oye mejor.
      Pero el SACD, y te hablo de la misma compañía, Universal Music Japan, NO lo marcan con señal controlada por reloj de rubidio, técnica más barata que las ediciones con material policarbonato.
      Y ahora, han sacado otro material, el Platinum Super High Material, que dicen que es lo mejor.
      Pues ya ves qué lío.
      Del Requiem de Mozart por Böhm, tienes ediciones, una en SACD policarbonato, monocapa, y remasterizado con el OIBT, pero sin marcado controlado por rubidio.
      Y luego, tienes de todo.
      Para volverse loco.
      Hace tres años aprox, Universal ha compró los derechos (no sé hasta qué límite) de TODO el catálogo analógico de EMI.
      Y siguen remasterizando, pero con el mismo lío.
      Además, el material del CD no dejan venderlo a Europa.
      En Europa, están con el Blu-Ray Audio, también con posibilidades de mono o multicapa, pero tanto les cabe toda la tetralogía de Wagner en uno solo, que dicen es donde mejor se oye, como te editan la sinfonía del Nuevo Mundo por Fricsay, con El Moldava y Les Preludes, es decir cuando quieren caben los 21 discos de la tetralogía, y lanzan ediciones de una hora.
      Me parece un abuso, siendo la enésima compra del mismo disco.
      Te hablo de Universal Europa.
      Bueno, menuda parrafada.
      Espero que te haya sido útil.
      Recuerda: HMV Japan y CD Japan, ambas con su propia edición en inglés, para formato "material".
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Hay dos tiendas para formato material, de reconocida fiabilidad y solvencia:
      HMV Japan, y CD Japan.
      Ambas tienen su propia entrada en inglés, no la de google.
      Verás muchas cosas.
      Los japoneses han desarrollado hace unos 5 años un nuevo material, polivinilo, que describen como derivado de las pantallas LCD.
      Lo editan en "algunos" CD y SACD, y no dejan que se use en Europa.
      También, han desarrollado el corte de la señal con control por reloj de rubidio, mejora en resolución sonora notable, aunque no lo aplican a los SACD.
      Los SACD, allí los hacen con "tecnología capa única" y describen sus bondades.
      Ahora, Universal Music Japan, que va a otra onda que la europea, ha desarrollado otro material nuevo: El Platinum High Quality Material.
      Universal Music Japan ha comprado a EMI los derechos para poder usar todo su catálogo, desde la cinta virgen.
      Pero marean con tanta tecnología dispersa, tienes tres o cuatro ediciones mejoradas de idéntica grabación, en vez de unirlas todas.
      Merece la pena pasearse por esas páginas, es muy fácil, y los precios de transporte son mucho más barato que Amazon japan, y hacen descuento si compras tres discos, etc.
      Un saludo

      Eliminar
  2. No la he comprado. Me la ha copiado un amigo que, me parece, se la ha bajado de internet no sé cómo. Procuraré enterarme. O, si lo prefiere, deme su dirección de correo electrónico y hablamos de cómo conseguirle una copia.

    ResponderEliminar
  3. Aquí se puede "comprar":

    https://thepiratebay.sx/torrent/5886062/Bach__MatthA_us-Passion_-_Otto_Klemperer___PO_%5BHQ%5D

    ResponderEliminar
  4. Otra posibilidad de compra, esta vez sin comillas:

    http://www.amazon.es/Bach-Matthew-Passion-Otto-Klemperer/dp/B0017W7F1M/ref=sr_1_1?s=music&ie=UTF8&qid=1370542049&sr=1-1&keywords=bach+matthew+passion+klemperer

    ResponderEliminar
  5. Carita, pero me lo pensaré. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Esta, 46,40 euros en Amazón ahora mismo. La tengo en la remasterización Emi de 1989 y no suena mal.
    Volviendo a lo indemostrable sobre mejor o peor versión en función del concepto, instrumentación, masas sonoras y demás. Evidentemente es un tema que no tiene solución. No obstante me gustaría precisar:
    Todas las interpretaciones son validas siempre y cuando estén bien realizadas, con criterios honestos y ajustados al momento histórico donde se pretenda situar (el momento histórico de Klemperer es el suyo, 1962, cuando la grabó).
    Me parece una chorrada la eterna discusión sobre instrumentos originales o modernos. Las dos propuestas son válidas, es la calidad artística lo que importa.
    Creo no obstante que hay más autenticidad en algunas de las propuestas, por ejemplo, de Harnoncourt que en la de Klemperer, pero no por ello la de Harnoncourt tiene que ser mejor. Ahí entra ya el arte de los ejecutantes: todos.

    ResponderEliminar
  7. Busquen en AMAZON la caja Sacred Music de Klemperer. Es una de las varias en que se reeditan grandes registros del maestro. Incluye, además, la Misa en Si menor de Bach, el Mesías de Handel y la Solemnis de beethoven. 8 CDs que he comprado por menos de 17 euros.

    ResponderEliminar
  8. excelente estoy en medellín colombia me encantaría conseguir esa versión como pueden ayudarme tengo la de gardiner con adreas sschmidt que siempre me ha parecido poderosa fredy cano

    ResponderEliminar