Follow by Email

martes, 17 de julio de 2012

Rueda de prensa de Barenboim en Madrid

 

La rueda de prensa que ayer, 16 de julio, ofreció Barenboim en Madrid para presentar la grabación, Decca, de las 9 Sinfonías de Beethoven con la West-Eastern Divan Orchestra, estuvo concurrida pese a haber sido convocada ¡a las tres de la tarde!
Un buen número de cámaras y fotógrafos, y unos cuantos periodistas, en su mayoría jóvenes -que por cierto hicieron preguntas bastante más pertinentes que las que a veces plantean muchos veteranos- llenaban la sala del hotel AC Retiro.
Estábamos, además, tres periodistas específicamente musicales (Luis Suñén, Juan Antonio Llorente y yo; tal vez ninguno más).
Además de las habituales interpelaciones sobre los propósitos de la Fundación Barenboim-Said y de la propia Orquesta, del conflicto palestino-israelí, etc., sobre los que tantas veces ha hablado el gran músico, hubo un par de cosas que me gustaría señalar, por la novedad:
1) Una periodista le preguntó:
P-¿Por qué este año ha sido el primero en el que la Orquesta del Diván y usted no han actuado en la Plaza Mayor?
B-El Ayuntamiento de Madrid canceló el concierto unilateralmente.
P-¿No habrá sido por culpa de que no hay dinero, por la dichosa crisis?
B-Yo nunca he cobrado un euro por mis conciertos y por toda mi actividad con la Orquesta del Diván, ni aquí ni en ningún sitio [¡¡algo que finge ignorar la prensa derechista sevillana!!: esta acotación es mía, por descontado]. Así que menos no puedo cobrar. Y los gastos para traer y alojar a la Orquesta podríamos haberlos negociado a la baja, pero no han dado opción a negociación alguna. Ha sido una decisión poco inteligente y nada elegante.
2) Quien esto firma le formuló la última pregunta:
A-Cuando se publicó, el año 2000, su primera integral de las 9 Sinfonías de Beethoven, con la Staatskapelle Berlin (Teldec), usted me firmó en el libretillo un autógrafo (que guardo como oro en paño) en el que escribió: “Para Ángel. Espero que estas Sinfonías le gusten, y si no, las grabaré otra vez. Daniel”.
Pues bien, no es exactamente que no me gustaran, pero usted las ha grabado de nuevo. ¿Qué diferencias le parece que hay entre unas y otras?
B-Bueno, desde que las grabé no he vuelto a escuchar aquellos discos [¡!], pero le diré que las dos orquestas tienen un sonido muy parecido, porque la del Diván es como hija natural de la Staatskapelle, pues muchos de sus músicos instruyeron a los de la juvenil. El resto de las diferencias serán debidos a los doce años más que yo he vivido desde entonces.
Al final de la rueda de prensa, le llevé el libretillo de la nueva grabación, en el que me escribió: “¿¿¿Y ahora...??? Daniel.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario