Follow by Email

martes, 19 de febrero de 2013

El ciclo Mahler de la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam en Blu-ray

           

La propia Orquesta holandesa ha editado una caja de 11 Blu-rays, de calidad técnica excepcional, con las 10 Sinfonías (la Décima, completa), La Canción de la Tierra y Totenfeier (versión original del primer mov. de la Sinfonía “Resurrección”). Me las compré, sin saber cómo serían, por el reducido precio de la caja. ¿Merece la pena el álbum? Bueno, depende: a favor tienen el precio y la calidad de imagen y sonido, así como cuidadísimas realizaciones. En contra, que no hay subtítulos en lengua alguna y que las sinfonías vienen en pocos tracks: la Octava sólo en dos, todo el enorme movimiento final de la Segunda sólo en uno (en esta última, por cierto, eso es, absurdamente, lo habitual).
Pero ¿y lo más importante, es decir, las interpretaciones? Pues hay de todo, dentro de un nivel medio alto. Voy a resumir mis impresiones sin entrar en demasiados detalles.
Gran y agradable sorpresa la Primera: una versión nada caprichosa, sino rigurosa, al servicio a más no poder de la partitura, pero no por ello distante o fría, sino apasionada. De todo punto irreprochable, y más que eso. De aquí en adelante tendré que seguir con lupa a Daniel Harding (que tenía en Virgin una horripilante Cuarta del mismo Mahler). 9.
Gran, sólida versión de la Segunda por su director titular, Mariss Jansons, a la que sólo le achaco ciertas dulzonerías en los momentos más líricos, sobre todo del primer movimiento. Bien Ricarda Merbeth, admirable Bernarda Fink. A la conclusión le falta elevación (¡Bernstein!). Maravillosa, una vez más, la Orquesta, y estupendo el Coro de la Radio de Holanda. 8.
Tercera: Formidable primer movimiento de Jansons. Todo en su sitio; en el finale, puede que la gran lentitud sea un poco forzada, pero la coda es impresionante y creíble. De nuevo magistral la Fink. 8,5.
Cuarta: salvo por ciertos tirones de tempo algo innecesarios y más bruscos que fluidos, es una francamente buena versión de Iván Fischer, que tampoco deja huella. Impecable Miah Persson. 7,5.
Quinta: bastante bien, salvo algunas licencias un poco excesivas en el tempo, sobre todo en los movs. 2º, 3º y 5º. Tampoco Daniele Gatti deja aquí especial huella. 7,5.
Impresionante Sexta, lentísima (95’). Pero el gran Lorin Maazel logra que no lo parezca: ni la menor sensación de morosidad forzada. Pulso incesante, claridad asombrosa, sentido trágico inexorable. Una de las mejores “Trágicas” que haya escuchado jamás (siempre ligeramente por debajo de la milagorsa grabación en audio de Barbirolli). ¿Algún pero? Sí, sólo uno: en un momento del tercer mov. (me refiero al Andante moderato: minuto 57’40”), Maazel sucumbe a la tentación de la dulzonería, con unos empalagosos portamentos. Alucinante la Orquesta: tal vez es el director que más obtiene de ella en toda la serie. 9,5.
Sobria, objetiva, implacable Séptima de Pierre Boulez (por cierto, no tengo noticia de que ni él ni Maazel hubieran grabado alguna vez con esta Orquesta). 8. (Lamento afirmar que ninguna de las versiones supuestamente rigurosas de esta Sinfonía me gusten: sólo lo hace, y de qué manera, la inmensamente creativa de Klemperer. Que no es la “Séptima de Mahler”, sino de “Mahler/Klemperer”. Nunca jamás he escuchado una interpretación tan personal y creativa, de obra alguna, como esta grabación, realizada por EMI en noviembre de 1968, con sonido a-lu-ci-nan-te).
Octava candente de Jansons, con unos Coros (no sólo holandeses) y una Orquesta en estado de gracia. La grabación es impresionante, teniendo en cuenta las dificultades (dinámicas y de equilibrio) que presenta. Serios altibajos en los cantantes: barítono y bajo mediocres, tenor demasiado lírico. Sólo María Espada (Mater gloriosa) me ha encantado. 8,5.
Serena, profunda, Novena de Bernard Haitink. Una de las grandes interpretaciones discográficas de un mahleriano de pro. Sin excesos ni exhibicionismo, sin sobreactuaciones, toda ella es verídica, sincera, creíble, conmovedora. Desolado hasta el límite el final de la obra, que se disuelve en la nada. 9,5.
En la versión de la partitura completada por Deyck Cooke, Berthold Goldschmidt, Colin Matthews y David Matthews, la Décima de Eliahu Inbal me ha decepcionado: Adagio inicial light (¡imperdonable!), movimiento final efectista, con fuertes y secos bombazos (que deben ser más sordos y sórdidos, con la piel del bombo menos tensa: escúchese a Chailly). Bastante mejor los tres movs. centrales. 6.
Totenfeier de trámite: mal por Fabio Luisi (el gran verdiano y straussiano). 6. La Canción de la Tierra, en cambio, no es así, sino con serios altibajos (pasajes muy buenos, otros rutinarios, o caprichosos y hasta un pelín banales). Correcto, aunque demasiado lírico, Robert Dean Smith, e imponente la contralto Anna Larsson. 7.











5 comentarios:

  1. JAVIER M.F. (jmfurtwangler)19 de febrero de 2013, 22:26

    No puedo entrar en matices. Doy por buenos los suyos y me sirve de guía. Si alguna vez llego a conclusión distinta, lo comentaré. Lo que si quiero decir es que adquirí estos Bluray. Los 57-58 euros de Amazón.es hicieron que ni lo dudara. Por cierto, en un famoso gran almacén español están CUARENTA EUROS MÁS CAROS (40 E).
    No se apean del burro....mientras los haya...

    ResponderEliminar
  2. Tan sólo para comentar que Boulez tiene al menos una grabación con la Concertgebouw: "Moses und Aron" de Schoenberg para el sello DG... En cuanto a los BluRay que comenta sólo he escuchado con profundidad dos de ellos: la décima reconstruida y la segunda. En efecto, yo también esperaba más de Inbal; no obstante, desde los primeros compases entendí que su visión de Mahler era poco comprometida y tocada (que no interpretada) como de paso. En cuanto a la "Resurrección" puedo decirle que me gustó bastante. Obvio: Jansons no es Klemperer, Walter o Horenstein (omito a Bernstein simplemente porque no me gusta... en gustos se rompen géneros); mas a pesar de ello es de los pocos maestros actuales que pueden alcanzar grandes alturas y no solo con Mahler, sino de hecho con casi cualquier compositor que aborde.
    Saludos desde México capital!!!
    Atentamente
    Gabriel Ramírez.

    ResponderEliminar
  3. Lleva usted razón: tengo esa grabación de Boulez con la Concertgebouw, pero no la recordaba. De Maazel con esta orquesta no hay ninguna ¿no cree?
    ¿De verdad no le gusta la "Resurrección" de Bernstein con la Sinfónica de Londres?... ¡Me asombra! Ahora bien, ni la antigua de CBS/Sony con la Filarmónica de Nueva York ni la última para D.G., también con la de Nueva York, me entusiasman. Pero esa de la LSO, con Armstrong y Baker, que está en DVD... me entusiasma.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Carrascosa:
    En realidad muy poco (o casi nada de Bernstein) pueden llamar mi atención. Por supuesto, no dejo de reconocer que para el gran público el tipo era casi un tótem. Tampoco puedo negar que tiene cosas extraordinarias como la versión de la que Usted habla o el "Fidelio" hecho en la Ópera de Viena... es sólo que en lo personal su teatral estilo, sus planteamientos y conceptualizaciones musicales simplemente nunca terminaron de convencerme ni de gustarme (una dama diría: "el problema no eres tú, sino yo...").
    Y en efecto, con respecto a Maazel y la Concertgebouw no existía testimonio alguno grabado por alguna discográfica "seria" (como tampoco lo hay con respecto a Metha y esta misma orquesta); aunque eso sí, de los conciertos difundidos por la Radio Holandesa y que circulan por el internet (listos para ser llevados al CD "pirata") tengo conocimiento de al menos tres apariciones del primero con la impresionante formación de Amsterdam interpretando básicamente música de Strauss, Mahler y Respighi.
    Reciba el más cordial de los saludos desde México capital!!!
    Atentamente
    Gabriel Ramírez

    ResponderEliminar
  5. En la antología de la orquesta de 2000 a 2010 esta la grabación de: STRAUSS: Sinfonia domestica , op. 53 (Lorin Maazel, 14 de octubre de 2000).
    Claro, fué una grabación de concierto, no de estudio. A mí tampoco me suena un disco Maazel- Concertgebouw. Maazel fué un hombre Decca y la orquesta fué Philips. (En aquellos tiempos)

    ResponderEliminar