Follow by Email

martes, 26 de noviembre de 2013

Daniel Harding y la London Symphony interpretan Mussorgsky y Stravinsky

Parece, a juzgar por el concierto de ayer (Ibermúsica, 25 de noviembre) y por lo que le llevo escuchando últimamente, que Harding (que tiene ya 38 años) está sentando cabeza, que ya no es el enfant terrible que se empeñaba hace unos años en tocar Sinfonías de Brahms con una orquesta de cámara, intentando en vano desmitificar lo que la historia y la jurisprudencia interpretativa nos han enseñado, sentando cátedra, sobre el compositor hamburgués; y otros hallazgos por el estilo. Pero esto no significa que ya acierte en todo lo que hace. De hecho, el concierto de ayer no me pareció modélico, y quizá es la ocasión menos feliz que le haya escuchado en los últimos años a la London Symphony: no, ayer no fue “una de las cinco mejores orquestas del mundo”, según la encuesta promovida por ¿adivinan?: una revista, sí, ¡británica! Los metales estuvieron no sólo más fallones de lo tolerable, sino más bien destemplados, poco calibrados. Francamente bien las cuerdas y las maderas, sobre todo fagotes y clarinetes.
El programa comenzó con Una noche en el Monte Pelado de Mussorgsky: la primera redacción de la partitura, muy rara vez oída (creo que no coincide ni con la grabación de Abbado y esta orquesta, RCA 1980, ni con el DVD de D.G. por Barenboim y la Filarmónica de Viena en Schönbrunn), que termina abruptamente pues está inacabada. La pieza tiene en esa versión el atractivo del áspero colorido orquestal mussorgskiano (¡cuatro trombones!), mejor orquestador de lo que se suele considerar, pero de un devenir temático muy desorganizado, casi caótico. Siento decir algo que hará rasgarse a más de uno las vestiduras: el arreglo de Rimsky-Korsakov me parece mucho más eficaz y logrado. Creo que estuvo muy acertadamente dirigido, y muy bien tocado.
El Concierto para violín no me parece una de las peores obras de Stravinsky, ni tampoco de las mejores. Estuvo dirigido con claridad, incisividad y ciertos, adecuados, sarcasmo y sentido lúdico. Pero quizá la orquesta sonó casi todo el tiempo un poco fuerte, tapando a menudo al violín solista. Un excelente Rainer Honeck, conocido concertino de la Filarmónica de Viena, que tocó de forma impecable, con un sonido precioso, totalmente en la línea de la orquesta vienesa. Pero creo que a esta obra le conviene un sonido más incisivo y aristado; seguro que Honeck habría quedado mejor tocando Mozart, o incluso Mendelssohn.
El pájaro de fuego (versión original íntegra) fue abordado desde una óptica que resaltaba su calidad de antecedente de Petruchka y hasta de Le sacre, dejando un tanto de lado su deuda con Rimsky y con el Impresionismo. Un enfoque interesante, que en todo caso funciona bien en determinadas escenas y no tanto en otras. Hubiera sido una interpretación de fuste de no haber sido por estas reservas: tendencia al estruendo (¡metales y percusión!), final atropellado de la “Danza infernal de Katchei”, y conclusión acelerada, perdiendo tensión y hasta desinflándose en el pasaje anterior al último acorde: fallo éste de cajón, inexplicable en una batuta de la reputación del director de Oxford. Lo que más me gustó de la velada fue la propina: una muy hermosa y sentida versión del maravilloso Preludio de Khovanchina (Mussorgsky para comenzar y terminar: ¡buena idea, vive dios!)


5 comentarios:

  1. Hola Ángel, lo primero pedirte disculpas ya que supongo que mi comentario no es demasiado pertinente en esta entrada recién publicada, en realidad lo he hecho para la entrada del año pasado en referencia a la tetralogía de Barenboim en Blu-ray (allí también lo he insertado), pero como de esa entrada hace ya muchos meses, he supuesto que posiblemente no te darías cuenta del añadido de mi comentario, y he tenido el "atrevimiento" de colgarlo también aquí. Espero que no te moleste, y, en cualquier caso, si no te parece pertinente, supongo que lo podras borrar sin demasiados problemas. En fin, allá va mi consulta:

    "Hola Ángel, no sé si es la mejor manera de hacerlo, pero ahora mismo no se me ocurre otra, te escribo a tu blog en este caso para hacerte una consulta más audiófila que melómana, y tiene que ver con los formatos multicanal que a veces comentas, como el blu-ray o el SACD, o el propio DVD... quería saber si cuando haces el comentario de la superior calidad de sonido del blu-ray frente al dvd, lo haces en base a una escucha en estéreo o en multicanal; y lo mismo cuando hiciste el comentario de los blu ray de sólo audio, ¿cómo hiciste la escucha, en estéreo o en multicanal? Y ya puestos, te pregunto, ¿cuál de los dos sistemas te parece que proporciona una experiencia auditiva y musical más plena?
    Tengo mucha curiosidad e interés en tu respuesta, ya que poseo un muy buen equipo estereo (aunque de coste no disparatado, en total está entre los 6000-7000 euros), y me estaba planteando el paso a un equipo multicanal para disfrutar de las posibles ventajas de una audición más rica o más placentera, pero tengo mis dudas de si merece la pena esa inversión o no... Por eso me apetecía saber tu opinión al respecto, ya que supongo que habrás podido comparar ambos sistemas de audición: el estéreo y el 5.1., ya desde los tiempos del extinto "Laser Disc". Esperando atentamente tu respuesta, te mando un saludo afectuosísimo.
    Francisco "

    ResponderEliminar
  2. Estimado Francisco:
    Mi equipo de música, no disparatadamente caro pero que me parece que suena muy, muy bien (y así opinan amigos míos con equipos incluso más sofisticados y caros en algún caso) es estéreo.
    No quiero pronunciarme contra los multicanal, pero yo me he educado desde siempre con el estéreo, y lo prefiero. Sinceramente. Los multicanal que he escuchado son impactantes, pero para la música clásica los encuentro más artificiales o artificiosos; en las películas espectaculares admito que pueden gustarme más. Es, repito, una opinión muy personal. Podría ser que a ti te convenciese más un multicanal; algunos de mis amigos lo prefieren, aunque tampoco te voy a ocultar que conozco a otros melómanos muy exigentes con el sonido que también compraten mi opinión.
    En fin, prueba si tienes oportunidad un buen multicanal en una habitación idónea (no lo es cualquiera) y decide tú mismo. Lo que te aseguro es que "El anillo" de Barenboim/Kupfer en Blu-ray suena en estéreo (¡y se ve!) mucho mejor que en DVD. Y muchas otras publicaciones que he comparado en ambos formatos.
    Un cordial saludo.
    Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel, tan sólo quería agradecerte la prontitud y la cordialidad de tu respuesta. Una vez más, creo que demuestras algo de lo que otros críticos carecen, que es la capacidad de exponer tu opinión personal sin “descalificar” opiniones alternativas o contrarias, algo que admiro desde que te sigo como crítico en la revista Ritmo, allá por la década de los 90. Igualmente admirable me parecían los comentarios de los otros críticos de la revista, en especial de Gonzalo Badenes y de Pedro González; pero bueno, eso si me lo permites, lo comentaré en otro momento. Sólo te diré que todavía poseo aquellas revistas, y que no me canso de releerlas; y que habeis influido notablemente en la confección de mi discoteca personal, ya que, aunque no siempre, pero sí que en la gran mayoría de casos vuestro criterio ha acabado coincidiendo con el mío; así que, entre otras cosas, no puedo sino seguir animándote a seguir con esa labor crítica que, te puedo asegurar, nos ayuda mucho a muchos aficionados a la música. En ese sentido, lamenté bastante el cambio de formato y de orientación que dió la revista en el año 1998, en el que se hizo más “atractiva” a la vista, pero los comentarios críticos perdieron extensión y profundidad, y el cambio de secciones, a mi modo de ver, le hizo perder bastante calidad. Pero bueno, insisto, que esto sería objeto de otro comentario que espero en otro momento poder desarrollar con más tiempo.
      Si me lo permites, para acabar, me gustaría comentarte algunos discos que me parecen interesantes, y que igual, debido a la ingente cantidad de música que has escuchado por placer o por deber, no has tenido ocasión de hacerlo:
      -Ballet del Cascanueces en DVD dirigido por E. Svetlanov: reconozco que en el repertorio ruso tengo una gran predilección por este director, me parece bastante superior a otros que aquí en España tienen mejor prensa (p.ej., Markevitch: si comparo su suite del Gallo de Oro con la de Svetlanov, sinceramente, para mí no hay color en cuanto a la expresividad y manera de cantar las melodías, un poco al estilo Giulini o Bernstein, insisto, al menos en el repertorio ruso).
      Pues bien, esta versión del Cascanueces en DVD (no así su versión digital en CD, de la década de los 80, para Melodiya), me parece superior a cualquier otra que haya escuchado (y he escuchado algunas de las “top” como la de Previn), es tendente a la lentitud, pero está muy paladeada y es muy sentida y expresiva, transmitiendo una cierta melancolía, en fin, creo que merece la pena su escucha, quizás más adelante me darás tu opinión acerca de ella. Además, la grabación es muy buena.
      -Un DVD de ballet llamado “The Kirov celebrates Nijinsky”, que incluye la versión abreviada de “Scheherezade” para ballet (de Rimsky), y una versión del pájaro de fuego, hermosísima en cuanto al ballet (la bailarina que hace de pájaro es brutal como baila), y que no desmerece en absoluto con otras grandes referencias en cuanto a la interpretación de la orquesta (tengo a Dorati, a Ansermet, y a Chailly en mi discoteca), debida a un tal Mikhail Agrest, y que también suena muy bien...
      -Me viene más cosas a la mente, como sugerencias para escuchar, pero viendo la extensión que está tomando el comentario, prefiero reprimirme. Un saludo cordialísimo y hasta la vista.
      Francisco.

      Eliminar
  3. Ángel, estoy en desacuerdo contigo.

    La presunta artificiosidad del multicanal podría aplicarse a la cuadrafonía de los años setenta (mejor dicho,a parte de ella), y quizá también a algunas "remasterizaciones" en falso multicanal a la hora de pasar filmaciones antiguas a DVD.

    Pero las grabaciones actuales en multicanal, recogiendo la auténtica reverberación de la sala, me parecen aplastantemente superiores en este formato que en su correspondiente estéreo: basta cambiar de pista para darse cuenta de la enorme diferencia al respecto. Un saludo a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Francisco.
    No conozco ese Cascanueces en DVD por Svetlanov. Lo buscaré. Sí tengo "The Kirov celebrates Nijinsky", y creo recordar que está, como tú dices, muy bien bailado y dirigido.
    Un cordial saludo.
    Ángel.

    ResponderEliminar