Follow by Email

lunes, 22 de diciembre de 2014

Mis mejores discos de 2014 y un horror

 
Esta lista no pretende ser exhaustiva, puesto que no he escuchado, claro está, todos los discos publicados en 2014. Se trata, únicamente, de destacar los que más me han gustado entre los que han llegado a mis manos. Así que con toda seguridad faltan algunos que también me parecerían muy buenos. Y, tras ellos, sitúo uno que me ha parecido una broma de mal gusto: vamos, un horror por numerosas razones, que trato de explicar.

SCHUBERT: las Sonatas para piano completas. Daniel Barenboim (DG)

R. STRAUSS: Vida de héroe (+4 Últimos Lieder. Anna Netrebko). Staatskapelle Berlin. Daniel Barenboim (DG)

BRUCKNER: Sinfonías Nos. 6, 7 y 8. Staatskapelle Berlin. Daniel Barenboim (DVD y Blu-ray Accentus)

VERDI: Don Carlo. Kaufmann, Harteros, Hampson, Salminen, Semenchuk, Halfvarson. Coro de la Ópera Estatal y Orquesta Filarmónica de Viena. Antonio Pappano. Peter Stein (DVD y Blu-ray Sony)

"SOLO". Obras para violonchelo solo de Kodály, Cassadó, Golijov y Sheng. Alisa Weilerstein (Decca)

MENDELSSOHN: Obras para piano. Javier Perianes (Harmonia Mundi)

R. STRAUSS: Ariadne auf Naxos (versión original). Magee, Kaufmann, Mosuc. Orquesta Filarmónica de Viena. Daniel Harding. Sven-Eric Bechtolf (DVD y Blu-ray Sony)

DVORÁK: las 9 Sinfonías y los tres Conciertos. Garrick Ohlsson, Frank-Peter Zimmermann, Alisa Weilerstein. Orquesta Filarmónica Checa. Jirí Belohlávek (Decca)

ELGAR: Sinfonía No. 2. Staatskapelle Berlin. Daniel Barenboim (Decca)

SCHUBERT: Fantasía Wanderer y otras obras para piano. Bertrand Chamayou (Erato)

R. STRAUSS: Así habló Zaratustra. Don Juan. Till Eulenspiegel. Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham. Andris Nelsons (Orfeo)

HAYDN: Sinfonías Nos. 92, 93, 97, 98 y 99. Orquesta Sinfónica de Londres. Sir Colin Davis (LSO)

SARASATE: Obras para violín y piano. Julia Fischer, Milana Chernyavska (Decca)

PANUFNIK: los tres Cuartetos. LUTOSLAWSKI: Cuarteto. Cuarteto Tippett (Naxos)

VERDI: Falstaff. Maestri, Cedolins, Cavaletti, Buratto, Camarena, Kulman. Coro Philharmonia y Orquesta Filarmónica de Viena. Zubin Mehta (DVD y Blu-ray EuroArts)

R. STRAUSS: Capriccio. Fleming, Skovhus, Schade, Eiche, Kirchschlager, Rydl. Orquesta de la Ópera Estatal de Viena. Christoph Eschenbach. Marco Arturo Marelli (DVD y Blu-ray C Major)

"CONCIERTO DE EUROPA 2014". NICOLAI: Obertura de Las alegres comadres de Windsor. ELGAR: Falstaff. TCHAIKOVSKY: Sinfonía No. 5. Orquesta Filarmónica de Berlín. Daniel Barenboim (DVD y Blu-ray EuroArts)

"CONCIERTO DE VERANO EN SCHÖNBRUNN 2014". Obras de BERLIOZ, LISZT, R. y J. STRAUSS. Lang Lang. Orquesta Filarmónica de Viena. Christoph Eschenbach (CD, DVD y Blu-ray Sony)

"CONCIERTO DE AÑO NUEVO 2014". Obras de la Familia STRAUSS, de LANNER, HELLMESBERGER, DELIBES y R. STRAUSS. Orquesta Filarmónica de Viena. Daniel Barenboim (CD, DVD y Blu-ray Sony)

Y un horror:
 
J. STRAUSS Hijo: Simplicius. Martin Zysset, Michael Volle, Rolf Haunstein, Elizabeth Magnuson, Piotr Beczala, Oliver Widmer, Louise Martini. Coro y Orquesta de la Ópera de Zúrich. Franz Welser-Möst. David Pountney (DVD Arthaus)

Simplicius es una de las obras escénicas menos afortunadas de Johann Strauss II. En primer lugar la llamo obra escénica porque no es exactamente, o no lo parece, una opereta: su argumento, escrito por Victor Léon basándose en una novela de Grimmelshausen dos siglos anterior, de ambiente guerrero y abarrotado de truculencias increíbles, sería si acaso adecuado para una ópera, pero no para una opereta, que era el único género escénico que dominaba el autor del Vals del Emperador. Así que lo de poco afortunada se debe a que no es precisamente un acierto del compositor y a que tampoco ha tenido suerte en su carrera teatral, desde su estreno en 1877 hasta hoy mismo. La mayor parte de las operetas de Strauss tienen justa reputación de estar compuestas sobre libretos malos o malísimos; he aquí el texto del festivo coro inicial del acto II: “El arte del soldado es el más bello del mundo: robos e incendios nos están permitidos, pero en la batalla cada uno es un héroe valeroso [...] A ciudadanos y campesinos el soldado hace siempre sufrir, pero a su señor todo se lo da. El arte del soldado es lo que necesitamos, no quiero otra cosa en este mundo, es lo que nos da alegría, lo que siempre nos proporciona dinero y valentía. ¡Viva el soldado!”. En Simplicius se suma a esa altura literaria (belicosa, machista, estúpida) una total inadecuación entre texto y música. No sé a qué viene que la Ópera de Zúrich montase (en 1999) un espectáculo tan caro y ambicioso de tan poco beneficio artístico.

En resumen: si sólo escuchamos la música apreciamos que Strauss no estuvo muy inspirado que digamos, salvo en contados momentos; y si además miramos la pantalla, las impresiones son peores aún, tanto por culpa de la obra original (ejemplo: el aria del Eremita al comienzo del acto III, con un texto patético, consiste en un alegre vals) como por la pretenciosa y penosa puesta en escena de Pountney, con una escenografía aparatosa, rancia y fea a rabiar. El rol titular, pensado para una voz femenina, ha sido aquí encomendado a un tenor, que en este caso es el muy endeble, insignificante Martin Zysset. Muy bien están, en cambio, el tenor Piotr Beczala (Arnim) y el bajo Michael Volle (el Eremita), correctos el barítono Haunstein (el General) o las sopranos Magnuson (Hildegarde) y Martini (Schnapslotte), y flojo el barítono Widmer. Justo antes del final se coreografía sin acierto el vals Mujercitas del Danubio, que no se sabe qué pinta ahí, ¡mientras de un árbol cuelgan una docena de ahorcados! Vals dirigido sin gracia ni brillo por Welser-Möst, quien tiene en su haber los peores Conciertos de Año Nuevo desde hace no sé cuánto tiempo; el resto de la obra, pura rutina. La función fue acogida con patente frialdad: ¡comprobarlo es casi un alivio!
























No hay comentarios:

Publicar un comentario