Follow by Email

lunes, 25 de septiembre de 2017

LSO edita también grabaciones filmadas


Rattle con Kavakos y Bullock en un programa francés

LSO, el sello de la Orquesta Sinfónica de Londres, parece que comienza a publicar también Blu-rays; hasta ahora, que yo sepa, solo lo había hecho con CDs. ¡Excelente idea, pues! Que deberían copiar más orquestas, además de la Filarmónica de Berlín y la del Concertgebouw, que ya lo hacen, aunque no con la frecuencia que desearíamos. Este Blu-ray (LSO3038) contiene también en la cajita la misma grabación en un DVD, lo que no deja de ser curioso, pues no le veo especial utilidad... No comprendo que a estas alturas un buen melómano no tenga aún un reproductor de Blu-ray. 

Recoge un concierto en público que tuvo lugar en el Barbican Hall londinense el 13 de enero de 2016 con un programa exclusivamente francés, y el director fue el próximo titular de la orquesta, Sir Simon Rattle, que como se sabe deja la Filarmónica de Berlín, para dar paso en 2018 a Kirill Petrenko. Todo el repertorio pertenece al siglo XX, que, como varias veces he señalado, es la música con la que mejor se identifica Rattle. Comienza el programa con una lectura "de libro" de Le tombeau de Couperin de Ravel, en la que brilla la sutileza tímbrica de que es capaz la batuta. Le sigue el Concierto para violín "L'arbre des songes" (1985) de Henri Dutilleux, uno de los compositores más destacados de la segunda mitad del siglo en su país, interesantísima partitura no tan conocida como su Concierto para cello "Tout un monde lointain", de 1970. Aun así existen grabaciones (de audio) de Stern con Maazel (Sony 1987), de Olivier Charlier con Y.P. Tortelier (Chandos 1996) y de Isabelle van Keulen con Soustrot (Koch 1997). Solo conozco la primera de estas tres, pero es evidente que Leonidas Kavakos, por supuesto en mejor forma que un Stern de 67 años, nada tiene que envidiarle, sino todo lo contrario: de la técnicamente muy difícil partitura tanto él como Rattle extraen a ojos vista mucho más que una reproducción de máxima competencia. 

No menos gratificante me ha resultado escuchar una página de Maurice Delage (1879-1961), la primera que conozco de este autor. Anticipándose, me parece, a las Chansons madécasses (1922-26) de Ravel, los Quatre poèmes hindous (1912) han sido una muy agradable sorpresa para mí. De un extraordinario refinamiento tímbrico y de un exotismo muy depurado, admirablemente orquestados para una plantilla orquestal reducida, no menos sorpresa ha sido escuchar por primera vez a una joven y extraordinaria soprano lírica de color, Julia Bullock, de la que, si no se tuerce, volveremos a oír hablar mucho y bien. Como información, de estos Poemas existen grabaciones por Dawn Upshaw (Nonesuch 1991) y por Von Otter (DG 1997). 

Métaboles (1964) es una de las composiciones orquestales más reconocidas de Dutilleux, y es claro que Rattle va aquí más lejos que Rostropovich (Erato 1982) y M.W. Chung (DG 1996) en sus respectivas grabaciones; desconozco,en cambio, las de Münch, Martinon, Y.P. Tortelier y Plasson; como se ve, una partitura muy transitada cuyo conocimiento recomiendo vivamente. El programa concluyó con la Segunda Suite de Dafnis y Cloe en una envolvente, seductora y sensual traducción, curiosamente muy romántica, de Rattle. Soberbia actuación de la London Symphony y de sus numerosos solistas, con intervenciones muy destacadas en varias de estas obras. Muy cuidada también la realización visual. 

Hay algo que, finalmente, me ha llamado mucho la atención: la mayor parte de las grabaciones de audio del sello LSO, hechas creo que siempre en el Barbican, dejan bastante o mucho que desear. Pero ¡no es el caso de este Blu-ray! Que suena muy bien, aunque no al más alto nivel de lo grabado o filmado en salas como la Philharmonie de Berlín o la Concertgebouw de Amsterdam. ¿A qué puede deberse? ¿Habrán dado al fin los ingenieros, tras tantos tropiezos, en el clavo? ¡Ojalá! Y que, por favor, tomen nota para futuras publicaciones...

3 comentarios:

  1. Ángel, la LSO lleva ya algún tiempo editando filmaciones. Concretamente se encuentra en curso una integral Mendelssohn por Gardiner. Bastante horrible, dicho sea de paso y siempre a mi modo de ver. La razón de incluir varios formatos, al menos en el caso del Mendelssohn, se debe a la voluntad de incluir varias pistas de sonido de diferente calidad, incluyendo surround y HD-audio, a veces de altísima resolución. Lo que no entiendo,como bien dices, es eso de incluir DVD además de Bluray. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu artículo, Ángel; es, una vez más, un texto magnífico. Hay, sin embargo, un punto en el que no coincido contigo: mira, yo creo que el hecho de que el bluray incluya también la versión en DVD del concierto (o viceversa) es una idea espléndida. Por un lado, es muy beneficioso para la empresa editora, pues, al incluir en un solo producto el DVD y el bluray, ésta abarata enormemente los costes de producción y, sobre todo, de publicación del mismo: se reducen casi a la mitad los gastos de diseño, empaquetado, distribución y control de stocks. Y esto anima sin duda a las empresas editoras a asumir el riesgo de publicar más y más grabaciones. Por otro lado, es positivo para el futuro del bluray, pues amplía sus ventas; piensa que quien quiera comprar el DVD se lleva también a casa –aunque no lo desee–, y casi casi por el mismo precio, el bluray del concierto y, con el tiempo, es más que probable que acabe dando el salto al «nuevo» formato. Además, los que ya tenemos lector de bluray podemos regalar a los amigos el DVD y aumentar así el número de aficionados. Por último, el coste industrial de fabricar un DVD (una vez pagados los derechos de autor y el coste de filmación y edición del concierto) es ridículo, y sólo encarece el producto final (bluray+DVD) alrededor de un euro, con lo que nuestros bolsillos apenas sufren. Como sabes, ésta es una práctica muy habitual cuando compramos películas (los llamados «combos»); y funciona muy bien. Con un poco de suerte, igual hasta conseguimos acabar de una vez con el obsoleto y visualmente muy mediocre DVD.

    Fernando, creo que estás equivocado. El sello LSO no ha publicado nunca blurays audiovisuales; éste que comenta nuestro amigo Ángel es el primero (por suerte, ya está anunciado el segundo, un interensantísimo programa con Stravinsky, Berg, Ligeti y Webern dirigido igualmente por Rattle). LSO ha publicado CDs, SACDs y hasta blurays audio (como el ciclo Mendelssohn que comentas), pero no blurays con filmaciones. Hasta ahora. Y es una gran noticia.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Ángel, tienes toda la razón en lo que se refiere a la edición conjunta en DVD y Bluray. Ni Ángel no yo habíamos caído. Pero en lo que respecta a las filmaciones de la LSO en Blu-ray, la razón la llevo yo. Esto es lo que escribí en su momento sobre el disco Schumann/Mendelssohn con Gardiner y Pires:

    http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2015/02/gardiner-en-lso-live-la-casa-por-la.html

    "La London Symphony tiene desde hace años muy claro que la edición de discos ya no es un mecanismo para obtener ingresos, sino un elemento básico de promoción y divulgación, y por ello ofrece grabaciones de sus conciertos a precio reducido y en formato Super Audio CD. En este programa Mendelssohn-Schumann a cargo de Sir John Eliot Gardiner y Maria Joao Pires han tirado la casa por la ventana con un doble disco muy especial. El primero incluye las tres capas habituales: CD, SACD de dos canales y SACD de cinco. El segundo es un “Blu-ray Pure Audio” en alta resolución (24bit/192khz) tanto en PCM Stereo como en DTS-HD Master Audio 5.0, que es la pista que mejor suena. Y como añadido… ¡la filmación del concierto completo, incluyendo la propina de la Pires que había quedado fuera, en Blu-ray video! Es verdad que esta última trae solo PCM Stereo a 24/48, pero nadie da más por menos."

    Acabo de coger el producto y he metido otra vez los dos discos en mi reproductor, por si me había confundido. Nada de eso: lo que escribí es absolutamente correcto. Aunque LSO anuncia el producto como "audio en muy alta resolución con bonus tracks en vídeo", lo que se ofrece es algo distinto: un vídeo que dura 90'49'' con el concierto completo, incluyendo las dos propinas de la pianista, en formato solo estéreo a 24/48 (con imagen en alta resolución), y como bonus un audio de 79'17'', es decir, todo menos las propinas, pero en una resolución de audio mucho mayor y por partida doble, blu-ray audio y SACD.

    En El sueño de una noche de verano con los mismos intérpretes pasa algo parecido: en audio viene solo el Midsummer, pero el vídeo incluye también la Sinfonía nº 1 del mismo autor. Menos terriblemente mal interpretada, dicho sea de paso. Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar