Follow by Email

lunes, 30 de octubre de 2017

Obras indebidamente sobrevaloradas o injustamente olvidadas



Hace dos o tres semanas me pidieron desde la revista "Ritmo" que contestase para una mini encuesta a la siguiente pregunta: ¿qué obras musicales que son bastante conocidas te parecen claramente sobrevaloradas? Hice la lista que va a continuación en primer lugar. Comentándoselo a mi amigo Jonathan Sánchez de pidió que hiciese otra con obras que considere muy buenas y que sin embargo son, por lo normal, poco conocidas. En esta segunda lista me limito al siglo XIX, pues no me atrevo a hacer una lista ni del XVIII -hay muchas partituras de entonces que apenas han sido divulgadas- ni del XX -es pronto para hacer una relación mínimamente fiable-. Aquí van ambas listas, con las obras por orden cronológico. Estoy seguro de que, en cualquier momento, se me ocurre alguna que no he seleccionado. Pero espero que, ya que no estarán todas las que son, sí sean todas las que están. A ver qué opináis.

Obras conocidas pero sobrevaloradas:
Gounod: Faust (1859)
Tchaikovsky: Variaciones rococó (1876)
Mahler: Sinfonía No. 1 (1888)
Leoncavallo: Pagliacci (1892)
Tárrega: Recuerdos de la Alhambra (h.1900)
Vives: Doña Francisquita (1923)
Orff: Carmina Burana (1936)
Shostakovich: Sinfonía No. 7 "Leningrado" (1941)
Stravinsky: The rake's progress (1951)
Khachaturian: Espartaco (1954)

Obras muy buenas y poco conocidas del siglo XIX:
Beethoven: 32 Variaciones sobre un tema original, en Do menor, WoO 80 (1806)
Schubert: Fantasía en Fa menor para piano a cuatro manos, D 940 (1828)
Mendelssohn: 6 Preludios y fugas para piano, op. 35 (1837)
Grieg: Balada en forma de variaciones sobre una melodía noruega, para piano, op. 24 (1876)
Bruckner: Quinteto de cuerda (1879)
Liszt: Via Crucis (1879)
Dvorák: 10 Cantos Bíblicos, op. 99 (1894)
Brahms: Cuatro Cantos Serios, op. 121 (1896)
Wolf: Pentesilea, poema sinfónico (1885)
Franck: Cuarteto de cuerda (1889)

22 comentarios:

  1. Interesante lista: concuerdo en general con las obras sobrevaloradas, aunque me genera dudas que The rake's progress sea "conocida" en los términos de Carmina Burana o la primera de Mahler.
    Dentro de la segunda categoría incluiría la "Manfredo" de Tchaikovsky, "Las cuatro edades" de Charles-Valentin Alkan y "La muerte de Cleopatra" de Berlioz (en general, la música de Berlioz en sí misma es poco conocida, por el efecto absorbente de la Fantástica).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en realidad "The rake's progress" no es propiamente muy conocida, pero sí que suele aparecer muy valorada en casi todos los libros o comentarios que he leído. Manfredo de Tchaikovsky me gusta enormemente a ratos, pero no todo el tiempo: creo que es una obra algo desigual. Le doy completamente la razón en lo que se refiere a Cleopatra de Berlioz: me parece magnífica. Pero me va a perdonar: no conozco en absoluto esa obra de Alkan. Tendré que indagar y escucharla...

      Eliminar
    2. Sí, es cierto que Manfredo no mantiene siempre un mismo nivel, pero cuando se trata de sus pasajes inspirados, está a la altura de lo mejor del romanticismo (estoy pensando en el final del primer movimiento).

      Sobre C-V Alkan, acá está la grabación de referencia, de la mano de Marc-André Hamelin. Espero la disfrute.
      https://classicalmjourney.blogspot.cl/2016/11/charles-valentin-alkan-grande-sonate.html

      Eliminar
    3. Ya la primera vez que escuché Manfredo, lo recuerdo muy bien, todo el primer movimiento, y sobre todo su tremenda coda, me galvanizaron por completo. Lástima que no pueda mantener todo el tiempo ese estratosférico nivel.

      Eliminar
  2. Bastante de acuerdo, Ángel. A los "Carmina Burana" les he ido pillando cariño con los años: decadente pastiche neogoliárdico con ecos de "Las Coéforas" de Milhaud y "Las bodas" de Stravinski.

    En general, diría que Mahler está sobrevalorado mientras que la obra orquestal minusvalorada y desconocida, ¿qué piensas?

    Todo el Mendelssohn pianístico está menospreciado, y es música deliciosa y visionaria (aquella selección de las "Romanzas sin palabras" por Gieseking...). El Quinteto de Bruckner es maravilloso: hasta Glenn Gould lo adoraba... Todo el Grieg pianístico es fundamental: muy de agradecer la relativamente reciente integral de Gerhard Oppitz. Todo Franck es magnífico: a destacar el disco con poemas sinfónicos de Jean Fournet con la Filarmónica Checa y la "Psique" de Van Beinum.

    ¿Qué opinas?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo en esas dos "fuentes" de Carmina Burana. Mahler en general creo que hoy, últimamente, está sobrevalorado, aunque la Novena Sinfonía y La canción de la Tierra me parecen excelsas. No entiendo: ¿qué obra orquestal está minusvalorada y es desconocida? Mendelssohn, Grieg y Franck: tres compositores que me interesan y me gustan cada vez más.

      Eliminar
  3. Sí, Ángel, me refería a la obra orquestal de Liszt, en particular el ciclo de los poemas sinfónicos y las sinfonías "fáustica" y "dantesca", tan influyentes en Franck, Suk, Anton Rubinstein...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, las dos Sinfonías de Liszt y algunos de sus poemas sinfónicos poco conocidos -sobre todo Desde la cuna a la tumba- me parecen obras de primera categoría. Este último debería haber figurado en mi lista.

      Eliminar
  4. Le recomiendo a usted y a todos los que lean este comentario que se pasen por los tríos para piano de Alexander Ernst Fesca, el segundo y el quinto están en cpo y fueron una sorpresa maravillosa cuando los escuché por primera vez.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primera noticia sobre este compositor. Acabo de ver en el "Grove Dictionary" que vivió solo 29 años, entre 1820 (Karlsruhe) y 1849 (Brunswick) y que fue conocido sobre todo como pianista.

      Eliminar
  5. ¡Esta entrada es descacharrante!¡Da para muchas páginas!
    De las famosas me alegra que aparezcan las aborrecibles variaciones Rococó. Creo que le piden a Espartaco y a los Carmina un nivel que sus autores no pretendieron...ni podían alcanzar. Son una buena música popular. Son famosos pero no consideradas de alto nivel.
    De Manfredo estoy con uds. Es muy desigual. Eso de mantener la altura durante toda la obra también da para otra entrada. Muy pocas obras maestras lo consiguen. Mas si son obras en varios movimientos.
    Schostakovich es un compositor muy irregular y la 7ª muy "ideológica" pero no creo que sea popular. Hay otras sinfonías del autor mejores y mas populares. Citarlo por esa obra creo que es un poco injusto. He de comentar que tampoco me gusta.
    No sean injustos con Mahler. La primera es muy buena obra para un joven que era y es bastante original. A la gente le gusta, a mucha, pero los críticos prefieren encerrarse con Schoemberg que les parece de más nivel confundiendo complejidad o novedad con elevado nivel musical. Mahler consigue hablar al oyente directamente como pocos. Un tipo de comunicación muy particular. Como mucho le reconozco que tiene irregularidades de nivel.
    He de confesar que no conozco muchas de las obras que propone como minusvaloradas aunque he de confesar mi preferencia por la orquesta.
    Que se siga el debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Sinfonía Leningrado no es propiamente popular, pero sí fue enormemente elogiada, y se la disputaron -incluso jugando sucio- varios directores en Occidente a poco de ser compuesta: tuvo mucha fama, que por suerte ha aminorado.
      La Primera de Mahler es, sí, original, pero eso no basta para que sea buena. La encuentro falta de sinceridad, tramposa, y enormemente efectista, cuentista y numerera. Klemperer y Karajan la detestaban.

      Eliminar
  6. Siguiendo el debate le argumento que, contra la opinión de Karajan y de Klemperer, ¡perdón!, le pondría la opinión de tantos que la han dirigido y grabado. Incluso Giulini, que no era de integrales, la grabó y con un fraseo inenarrable.
    Lo de falta de sinceridad, tramposa y efectista es una opinión muy personal pero sugiero que esa impresión puede ser achacable a la falta de forma de la sinfonía. Los episodios no tienen una secuencia musical lógica, a veces, y eso puede dar una impresión de falta de sinceridad y de trampa. Yo creo que sí se la creía pero no le salió una forma redonda. Otra cosa es que su mensaje nos resulte un tanto inocente, lo "pastoril" frente a lo urbano. Sí estoy de acuerdo en que es efectista pero tambien es efectista la Fantástica y eso gusta. Tuve la fortuna de escuchar a Abravanel en esa sinfonía y, créame, el final cobró un asombroso sentido.
    En fin, que en la valoración de las obras no acabaríamos de hablar.

    ResponderEliminar
  7. Pensaba que en la primera lista no faltaría el Concierto de Aranjuez.

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, podría incluirse. En mi opinión no tanto porque sea "malo", sino por su desproporcionada fama.

      Eliminar
    2. El famosísimo Concierto de Aranjuez,
      siempre me pareció una Obra para
      "turistas-norteamericanos" que visitan
      España y sin que ésto, haya sido intención
      del Mtro. Don Joaquín Rodrigo.-

      Si buscan esta página, observarán que al
      Mtro.Rodrigo, se lo aprecia y admira en mi país.-

      https://es.wikipedia.org/wiki/Concierto_de_Aranjuez

      Busto de Joaquín Rodrigo,
      situado en el "Parque España"
      Ciudad de Rosario - Argentina

      Un saludo, mis amigos.!!

      Eliminar
  8. Algunas obras que merecen más reconocimiento en mi opinión:

    -La Primera Noche de Walpurgis de Mendelssohn, así como la música incidental de Edipo en Kolonos, Antígona y Athalia.
    -Las canciones de Reynaldo Hahn, todo un prodigio de sensibilidad.
    -Las 8 piezas para clarinete, viola y piano de Max Bruch, en especial la tercera.
    -La música coral a cappella de Richard Strauss, con el Motete Alemán a la cabeza.
    -La Suite del Rey Christian II de Jean Sibelius, maravillosa música.
    -La Suite Romántica de Franz Schreker.
    Ya pondré más piezas, que hay para llenar páginas y páginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto en Ritmo las obras que han escogido los cuatro críticos interpelados y usted es el único a tomar en serio. El pedantísimo Viana propone obras maravillosas de Grieg, Tchaikovsky y Ricardo Strauss. Rodríguez, el Bolero, la Para Elisa, la Serenata nocturna y la famosa Toccata y fuga: más disparates. Pero ninguna tan demencial como elegir la genial Iberia de Albéniz, como hace Sandoval: la creía menos "pirada", con perdón. OCTAVIO.

      Eliminar
    2. Verdaderamente lo de la Iberia de Albéniz es un disparate total, incomprensible.Es no solo lo mejor de la historia del piano en España, sino mucho más, como resaltaba Messiaen:"la obra cumbre del piano del siglo XX".
      F.Aguado.

      Eliminar
  9. HOY, martes 07 - noviembre - 2017

    Usted, Señor Ángel Carrascosa Almazán
    sí qué tira la piedra y no esconde la mano.!!
    Para mí -y tal vez para muchos- que hemos escuchado
    "las músicas" indicadas debajo del título:
    "Obras indebidamente sobrevaloradas
    o injustamente olvidadas"
    y puesto yo a pensar, debo reconocer que todo
    lo dicho por usted, lleva razón...
    Son esas cosas que uno mismo -como la fe- no
    comprende bien y...
    - Si me lo preguntan, no lo sé
    pero si nadie me lo pregunta, lo sé.-

    Músicas que escuché varias veces en mi vida y
    que no terminaban de convencerme (las sobrevaloradas)
    y otras (las poco conocidas) que en su mayoría,
    aún no conozco y tendré que ir de vista, por ellas.-

    Usted pone las cosas en claro
    y hablo por mí y mi ignorancia.-

    Muchas gracias por su docencia
    y le envío desde Buenos Aires,
    un saludo muy cordial.-

    ResponderEliminar
  10. La 1ª sinfonía de Mahler fue mi primer contacto con el compositor. Y no me canso de escucharla. No tengo argumentos, creo que sabe de mi falta de conocimientos, pero motejarla de tramposa... Bernstein y Anton Nanut logran emocionarme. Lo siento, no estoy de acuerdo. E incluiría las Cuatro Estaciones de Vivaldi que, salvo interpretaciones como la de Fabio Biondi con La Europa Galante, empachan. Entre las poco conocidas, ¿entrarían en su lista las obras para piano de Field? Me gustaría conocer su opinión. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la Primera de Mahler ya he explicado mi opinión, que por descontado no todo el mundo ha de compratir, claro está. Quede claro también que no me parece horripilante. Las cuatro estaciones creo que son una maravilla, y de una originalidad asombrosa; otra cuestión es que pueden llegar a hartar a quien las haya escuchado demasiado. Y los Nocturnos de Field tienen el valor de anticiparse a los de Chopin, pero me parecen piezas muy, muy inferiores a las del polaco.

      Eliminar