Follow by Email

viernes, 11 de octubre de 2013

Las óperas de Patrice Chéreau

Pese a lo reducido de su actividad en el campo operístico, Patrice Chéreau (1944-2013) ha sido para muchos el más genial director de escena, en este ámbito, a lo largo del último cuarto de siglo (otros lo situarían en el trono junto a tal vez sólo Jean-Pierre Ponnelle, Giorgio Strehler, Harry Kupfer, Herbert Wernicke y Robert Carsen).
Haciendo un breve repaso por su obra operística, encontramos en primer lugar L’Italiana in Algeri de Rossini que en 1969 dirigió en el Festival de Spoleto junto a la batuta de Thomas Schippers. Desconozco si existe algún documento videográfico de esta producción.
Los Cuentos de Hoffmann de Offenbach que dirigió para la Ópera de París en 1974, al lado de la batuta de Georges Prêtre, fue editada en DVD el año 2011 por “House of Opera”, publicación que desconozco (y que procuraré encontrar).
En 1976 se estrenó en el Festival de Bayreuth su escenificación de El Anillo del Nibelungo que dirigió con escasa propiedad Pierre Boulez. Esta producción, que provocó en su día furibundas protestas de los wagnerianos de pata negra (un testigo presencial me contó en Bayreuth, años después, que oyó a un conocido e ilustre wagneriano español gritarle a Chéreau con toda su rabia y sus fuerzas: “¡Fuera, maricón!”), ha llegado a ser con el tiempo la producción escénica operística más influyente del último medio siglo. Su impronta es, en efecto, de un alcance incalculable. No hay más remedio que concederle un valor absolutamente extraordinario. Por supuesto, Deutsche Grammophon (antes ostentó el sello Philips) la mantiene en DVD y es, pese a la menor valía musical, de conocimiento obligado.


     

Lulu de Alban Berg fue una aclamadísima producción de 1979 en la Ópera de París que dirigió (magistralmente) Pierre Boulez. Publicada en disco por Deutsche Grammophon, ignoro por qué no la lanzaron igualmente en imágenes, pues las copias que circulan (creo que piratas) por ahí dan idea de la magnitud del logro, aunque la imagen y el sonido son muy precarios.
La ópera primeriza de Mozart Lucio Silla la realizó Chéreau para La Scala de Milán en 1984, con dirección musical de Sylvain Cambreling. No he localizado trazas de que haya sido publicada.
De 1992 data su famosísimo Wozzeck de Alban Berg encargado al alimón por el Teatro Châtelet de París y la Staatsoper de Berlín, dirigida en ambos casos por Daniel Barenboim. Una auténtica obra maestra musical (cuenta como protagonistas con Franz Grundheber, Waltraud Meier, Graham Clark y Günter von Kannen) y escénica, editada primero por Warner y después por EuroArts. Yo tuve la suerte de estar presente durante las sesiones de grabación y filmación en Berlín, en la Ópera Estatal berlinesa el año 1994. No sólo se trata, probablemente, de la interpretación musical más destacada de esta ópera genial, sino que la reveladora puesta en escena convierte este DVD en una publicación esencial, irrenunciable.
Si hay algo difícil de comprender en este ámbito es que nunca haya sido comercializado el colosal Don Giovanni que el Festival de Salzburgo ofreció en 1994 con un reparto asombroso: Ferruccio Furlanetto, Bryn Terfel, Catherine Malfitano, Vesselina Kasarova, Peter Seiffert, Cecilia Bartoli y Matti Salminen. La Orquesta Filarmónica de Viena fue dirigida por Barenboim en una interpretación tremendamente dramática y la sobria, bellísima y lúcida escena de Chéreau hicieron de aquella producción una de las óperas más admirables que hayan podido ser vistas, en cualquier parte, en lustros.
Las dos últimas óperas escenificadas por Chéreau están, por fortuna, publicadas en DVD: se trata de una sobrecogedora versión de Desde la casa de los muertos de Janácek producida para Viena y Aix-en-Provence y tomada en este último festival por Deutsche Grammophon, con un homogéneo reparto y la sabia batuta de Pierre Boulez (quien, lástima, sólo ha grabado esto de Janácek, quedándose en el limbo la más impactante Misa Glagolítica que yo haya conocido: Proms londinenses, 2008).



 

Y la otra es el último de los tres Tristán e Isolda dirigidos por Barenboim que existen en DVD: el de Virgin en La Scala ese mismo año 2007, con Waltraud Meier, Ian Storey, Michelle DeYoung, Gerd Grochowski y Matti Salminen (difícil decantarse por uno de estos tres: los dos anteriores, ambos en Bayreuth y editados por D.G., fueron dirigidos escénicamente por Jean-Pierre Ponnelle y Heiner Müller, nada menos).


P. D.: Mi amigo David Cortés Santamarta me comunica que existe también un "Così fan tutte" de Aix-en-Provence 2008, editado en DVD por Virgin. La dirección musical es de Daniel Harding, lo que para mí es una incógnita: aunque últimamente le he escuchado cosas muy buenas a este director, su "Don Giovanni" de Salzburgo me gustó bien poco.







No hay comentarios:

Publicar un comentario