Follow by Email

sábado, 5 de octubre de 2013

Los dos estupendos discos del Cuarteto Quiroga

“Statements” y “(R)evolutions”

Bautizado con el nombre del gran pero casi olvidado violinista gallego Manuel Quiroga Losada (Pontevedra, 1892-1961), este grupo español se ha convertido en pocos años en uno de los dos cuartetos de cuerda españoles más conocido y, acaso, ya hoy, en el mejor. La cosa tiene especial mérito porque, por tradición, España no ha sido precisamente tierra proclive a este tipo de agrupaciones camerísticas. Y, sin embargo, creo que el Cuarteto Quiroga, a juzgar por sus dos discos, se puede codear con los mejores cuartetos jóvenes de cualquier país.

Formado en la Escuela Reina Sofía con Rainer Schmidt (miembro del Cuarteto Hagen), perfeccionó sus conocimientos con componentes de los Cuartetos LaSalle y Alban Berg. Sus integrantes son los violinistas Aitor Hevia y Cibrán Sierra, el violista Josep Puchades y la cellista Helena Poggio, y tienen actualmente su residencia habitual en la Fundación Museo Cerralbo de Madrid. Con numerosos galardones, han actuado en muchas de las más prestigiosas salas de concierto de Europa y América.

En 2011 los conocí por su primer disco, “Statements” (Cobra Records), que me dejó muy impresionado. En un programa muy diverso de tres compositores abordaban un bellísimo y audaz pero apenas conocido Cuarteto de Haydn, el op. 20/2, del que ofrecen (además de una ejecución sencillamente magistral), una interpretación admirable, modélica, que hace honor a los diferentes aspectos que hacen de Haydn un gran genio de la música (acaso, de los mayores genios, el menos conocido): maestría formal, originalidad, profundidad, comunicatividad... (o, mejor descrito, en palabras del 2º violín, autor de las notas: “humor, dramatismo, oficio, ironía, lirismo, sencillez y audacia”).

Igual de logrados están tanto el post-romántico pero precioso Langsamer Satz de Webern como sus 5 Movimientos op. 5, que pertenecen ya a otro mundo, pese a distar sólo cuatro años. Invito a quien quiera hacer la prueba a que compare estas interpretaciones con las mejores que conozca y comprobará la estatura del conjunto español.

El disco se cierra con los Sonnets et Rondeaux, obra escrita en 2008 (y grabada aquí por primera vez) por el palermitano Giovanni Sollima (n. 1962), curiosa colección de seis breves piezas que coquetean con estilos y tipos de música extremadamente diversos.


        

El segundo CD, del mismo sello discográfico y lanzado en 2013, se titula “(R)evolutions” y se concentra en los tres grandes autores de la Segunda Escuela de Viena, presentando las obras de nuevo en orden cronológico: el aún postbrahmsiano Cuarteto en Re mayor (1897) de Schoenberg, seguido del Rondó (1906) de Webern, el Cuarteto op. 3 (1910) de Alban Berg (quizá la cumbre interpretativa del disco) y las Seis Bagatelas op. 9 (1913) de Webern. La comprensión de los diversos lenguajes, la lucidez con que son explicadas las partituras y la perfección de la ejecución vuelven a ser extraordinarias. Por cierto, las grabaciones son, técnicamente, excelentes. Estoy deseando escucharles a estos intérpretes Beethoven, Schubert, Bartók... Y más Haydn, por supuesto.



1 comentario:

  1. Ángel:
    ¿Podría recomendarme una integral (o selección de los últimos) cuartetos de Haydn?
    Gracias.

    ResponderEliminar