Follow by Email

jueves, 31 de diciembre de 2015

Una ópera sin suerte en DVD: "Idomeneo"




Me decepciona la versión de Nagano (Blu-ray de EuroArts)

Idomeneo me gusta mucho, incluso más que la mucho más tardía y generalmente más considerada Clemenza di Tito. Pese a que quizá es demasiado larga y a que presenta ciertos altibajos, creo que atesora algunos de los mejores momentos de todo el Mozart operístico, y, pese a que la hechura de La clemenza es más madura y perfecta (es diez años posterior: 1791 frente a 1781), la encuentro un poco de cartón piedra, y mucho menos auténtica y sincera que aquélla: como hecha de encargo y sin ganas, y no creyendo un pimiento en su argumento, mientras que el de Idomeneo sí que es evidente que le motivó y despertó su inspiración.  

Pues bien, me interesaba tener una grabación en vídeo y hasta ahora, tras haber picado un poco hace tiempo en la de Levine (DG), la descarté: Pavarotti estaba fuera de lugar y de estilo, y Levine también, aunque quizá no tanto; además, se veía y oía no muy bien. Hay otro DVD (Decca) que no he llegado ni a probar, pues no me fío un pelo de Roger Norrington, responsable de la Sinfonía 39 más grotesca de la historia del disco. Pero como es un director tan desconcertante, a lo mejor resulta que no está mal, quién sabe... Tal vez algún lector pueda orientarme.   

Me he atrevido a comprarme la que dirige Kent Nagano, que no es de ahora mismo, sino publicada (por EuroArts) en 2008, el mismo año en que fue filmada en el pequeño y precioso Teatro Cuvilliés de Múnich, la ciudad del estreno. Pero me ha decepcionado bastante. Aunque el estadounidense de origen japonés suele ser muy fiable, no lo es aquí. Con una orquesta (como el coro, los de la Ópera Estatal de Baviera, estupendos) muy reducida, lo que me parece inconveniente, no es que caiga en los presupuestos de los directores asiduos de los instrumentos de época en lo que se refiere al sonido, a la articulación, ausencia de vibrato, etc., pero sí los sigue en cuanto a raquitismo sonoro y a velocidades a menudo excesivas. Aun así, no carece de buenos momentos, pero el conjunto me parece endeble. Lejísimos, por tanto, de los Böhm o los Schmidt-Isserstedt en sus grabaciones de audio, que sí hacen plena justicia a la partitura. La escena de Dieter Dorn, aunque no siempre la entiendo, sí me parece interesante y acertada, además de bella plásticamente.

Pero el elenco vocal es algo flojo y, además, un poco incoherente: el protagonista, que es quizá el tenor menos lírico, más spinto de Mozart, recae sobre el muy lírico John Mark Ainsley, que es un buen cantante y un intérprete creíble, pero que posee una voz de muy escasa entidad y nula belleza tímbrica. Mucho más agradable es la voz, también lírica como debe ser la de Idamante, de Pavol Breslik, pero las dificultades de su parte (en particular las agilidades) rebasan las posibilidades técnicas del aún joven y hasta hace algún tiempo muy prometedor tenor de Bratislava, que pasa en algunos momentos por serios apuros. Quizá las intérpretes de Ilia (Juliane Banse) y Elettra (Annette Dasch) habrían rendido mejor de haber intercambiado sus papeles. En esos años la Banse ya poseía una voz bastante ancha, mientras que Ilia se ha encomendado siempre a una lírica-lírica (Mathis, Rothenberger, Hendricks, Popp, Cotrubas...). Elettra, en cambio, parece pedir una dramática de o al menos con agilidad (Varady, Edda Moser, Behrens...) y la Dasch era entonces una lírica sin más. Ahora bien, una y otra están correctas, aunque en mi opinión un poco fuera de sus sitios. Aceptables, no más, los tres restantes papeles, muy breves. La versión, eso sí, suena y se ve estupendamente, y posee (¡incluso!) subtítulos en castellano.

4 comentarios:

  1. Soy estudiante de Musicología en el Conservatorio Superior de Música de Murcia. Leo su blog desde hace ya algún tiempo, y no sabía como contactarlo. He escrito 5 críticas discográficas para un trabajo curricular y me preguntaba si me podría dar su opinión. Ninguna se acerca a las 200 palabras (hay un máximo en los requisitos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras, envíamelas al mismo blog, las leo y te doy mi opinión.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Si te parece, llama por teléfono a Gonzalo Pérez Chamorro, redactor jefe de Ritmo, al 91 358 88 14, le dices quién eres y él te dará mi dirección personal de correo electrónico. Así podré yo contestarte privadamente al tuyo. Saludos, y feliz 2016.

      Eliminar