Follow by Email

sábado, 1 de octubre de 2016

Continúa la resurrección de "I Capuleti e i Montecchi" de Bellini



DiDonato, Luisi y el gran descubrimiento de Kulchynska (DVD/Blu-ray Accentus)

Por suerte, I Capuleti e i Montecchi (Venecia, 1830), sexta de las diez óperas de Bellini, va imponiéndose en el repertorio, pues se trata de una ópera pródiga en grandes bellezas, denotando la gran sensibilidad, la emotividad y la privilegiada inspiración melódica de su autor. Extrañamente, hasta la publicación en 1976 por EMI de la grabación con Baker, Sills y Patanè -quizá insuperada hasta el momento- apenas había sido llevada al disco, y sin duda no con gran fortuna. Desde entonces se han sucedido valiosas grabaciones: Baltsa, Gruberova/Muti (EMI 1985), Kasarova, Mei/R. Abbado (RCA 1998) y Garanca, Netrebko/Luisi (DG 2009), así como un par de DVDs, en particular uno de la Ópera de San Francisco con DiDonato (que no conozco). Pero todo hace suponer que con esta que ahora publica Accentus estamos ante la interpretación videográfica más valiosa, pues cuenta con dos protagonistas de excepción y una batuta de primer orden, así como una puesta en escena muy interesante. 

La mezzosoprano Joyce DiDonato, acostumbrada últimamente a cantar no pocos papeles de soprano, ha perdido graves y el centro se le ha asopranado. Pero por suerte su arte sigue intacto, y es un arte completo: musicalidad, técnica y fuerza expresiva. Es una más de la lista de al menos cinco grandes Romeos. Lo que me ha dejado perplejo es comprobar que Olga Kulchynska, de solo 25 años y ganadora del Concurso Francisco Viñas 2015, le da réplica al mismísimo alto nivel: es una joven soprano lírica (no lírico-ligera como otras Julietas) en la que todo parecen cualidades envidiables: lo mismo la materia prima que la línea canora y que la intensa emotividad que despliega. ¡Menudo descubrimiento! Los responsables de la Ópera de Zúrich, donde fue filmada la representación en junio de 2015, podían haber cuidado un poco más el resto del reparto, porque las maravillas se acaban en las dos protagonistas, pero menos mal que ninguno de los tres restantes personajes son decisivos: discretos el tenor Benjamin Bernheim como Tebaldo y el bajo Roberto Lorenzi como Lorenzo, e irrelevante el Capellio de Alexei Botnarciuc. 

Me ha gustado mucho la labor de Fabio Luisi, últimamente no siempre muy fiable: hace que todo suene a Bellini (y no a Donizetti o al joven Verdi, como ocurre otras veces), poniendo de manifiesto las bellezas, la inspiración, la sinceridad y la honda expresividad de la partitura. La Orquesta Philharmonia de Zúrich ¿no es la de la Ópera? No lo sé, pero lo principal es que suena muy bien, lo mismo que el Coro. La escena de Christoph Loy, situada en nuestro tiempo y no siempre comprensible para mí, me ha parecido acertada en lo esencial. Hay en ella un actor, Gieorgij Puchalski, al que el libretillo denomina "el compañero": un joven muy bien parecido -algo ambiguo pues parece atraído tanto por Romeo como por Julieta- cuya presencia es casi constante y que resulta tan misterioso como inquietante. La toma de sonido es muy buena, y la imagen del DVD bastante nítida (seguro que mejora en el blu-ray), pero no tiene subtítulos en español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario