Follow by Email

viernes, 17 de febrero de 2017

"Historia del órgano"



Interesantísima caja de 4 DVDs del sello Arthaus

Publicados originalmente en 1997, estos 4 DVDs han sido ahora agrupados en una caja (casi un cajón) de precio medio. Con los títulos "Orígenes latinos", "De Sweelinck a Bach", "La edad de oro" y "La edad moderna", esta interesante publicación recorre la historia de la música para el "instrumento rey", desde Frescobaldi, Cabezón, Correa de Arauxo y Attaignant hasta Jehan Alain y Messiaen -pasando por Grigny, Couperin, D'Aquin, Sweelinck, Weckmann, Buxtehude, Marchand, Dandrieu, Bach, Franck, Widor y Max Reger, con interpretaciones de numerosas páginas completas (y otras que no lo están) a cargo de organistas como René Saorgin, Francis Chapelet, Jean Boyer, Gustav Leonhardt, Bernard Foccroulle, Hans Heintze, André Isoir, Louis Robilliard y Marie-Claire Alain, y en multitud de instrumentos de Italia, España, Holanda, Alemania, Suiza y Francia, órganos procedentes de épocas muy diversas, desde el Renacimiento hasta el siglo XX.

Así, podemos ver y escuchar, e incluso en varios casos comprobar cómo funcionan, órganos como el de las iglesias de San Carlo Borromeo de Brescia, San Sebastián de Abarca de Campos, San Esteban, en Castromocho y Santa María en Frechilla (tres pueblecitos de Palencia), Saint-Jacques et Saint-Christophe en Houdan, el de la Nieuwe Kerk de Amsterdam, San Ludgeri (Norden), San Pedro y San Pablo en Cappel (Alemania), el de la Catedral de Santa Cecilia en Albi, el de Notre Dame de Plaisance, el de San Salvador en Saorge (Francia), el imponente de la Basílica de San Martín en Weingarten, el de San Francisco de Sales de Lyon y quizá el más impresionante de todos ellos, el de la Hofkirche San Leodegar, en Lucerna, con un tubo extremadamente grave, de once metros de longitud (!).  

No solo se hace este apasionante recorrido histórico de la mano de notables y hasta excelentes instrumentistas, sino que además se visitan talleres donde se construyen artesanalmente. Varios constructores y expertos explican y muestran cómo se construyen y los secretos que encierran los órganos. También las músicas que se interpretan son introducidas o explicadas por los intérpretes o conocedores. El film (que, por cierto, podía haber sido comprimido en dos o tres DVDs), está realizado cuidadosamente por Nat Lilenstein y tiene dos puntos muy a favor: primero, que casi todas las grabaciones son técnicamente muy destacadas (con la excepción de la realizada en la iglesia de San Francisco de Sales, que suena muy reverberante y hasta confusa) y, segundo, y no menos decisivo, que -¡milagro!- cuenta con subtítulos en español, y eso que se habla muchísimo a lo largo de las cuatro horas del programa.

Destacaría el final del cuarto DVD, que se cierra con interpretaciones a cargo de la genial Marie-Claire Alain en el referido órgano de Lucerna de Los Pastores de Messiaen y de la Segunda Fantasía y las Letanías de Jehan Alain (1911-1940), compositor de extraordinario talento muerto en la Segunda Gran Guerra a los 29 años. Su hermana explica las sorprendentes cualidades de estas obras, y las pone de manifiesto en sus sabias interpretaciones.

2 comentarios:

  1. ¡Nada de milagros! Que tenga subtítulos en español se debe solo a que es una publicación que en origen tiene ya sus años, casi 20. Si fuera reciente, no los tendría: la piratería, práctica en la que en España estamos en primera fila, ha "logrado" esto, que los DVD y los Blu-ray recientes ya no incorporen subtítulos en nuestra lengua común, por muy hablada que esta esa en el mundo, puesto que los "legales" cada vez se venden menos; lo mismo en Hispanoamérica, donde la afición a la música "clásica" es muy escasa. Alberto R. R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Completamente de acuerdo, Alberto! Eso justamente es lo que nos está pasando.
      Y sí, la enorme población de los hispanohablantes del continente americano compran, desde hace muchos años, menos aún que los españoles. Así que vamos de cráneo... Lo que digo a veces: ¡a aprender idiomas! Otra solución no veo...

      Eliminar