Follow by Email

sábado, 17 de marzo de 2012

Marina di Giorno, una pianista a conocer

He recibido hace poco un CD (de título “L’invitation au voyage”) interpretado por una joven pianista franco-italiana nacida en 1989 (a lo mejor no ha cumplido aún los 23 años), Marina di Giorno, un nombre para mí desconocido. El disco, que tal vez se ha costeado ella misma (el sello se llama Passavant Music, referencia PAS 225081, publicado en 2011) contiene con un variado, difícil y ambicioso programa, y suena estupendamente (¡ojalá las marcas conocidas grabasen siempre así!).

Bueno, lo adelanto ya: el disco es, en conjunto, soberbio, si bien tengo alguna reserva. No con las 4 Baladas op. 10 de Brahms, que me han parecido sencillamente magníficas: sonido brahmsiano a más no poder, introspección, pasión, poesía... La Segunda Sonata de Schumann pone un poco en apuros, sobre todo en su primer movimiento (“So rasch wie möglich”: “Tan rápido como sea posible”) los dedos de la pianista, cuya lectura no es todo lo fluida que podría, sino aquí y allá un poco atropellada. Pero hablamos de una página, lo mismo que el Presto final, dificilísima. El Andantino es, en cambio, de hondo y genuino lirismo schumanniano.

Lo que más me ha gustado del disco son los tres números de Goyescas de Granados (El fandango del candil, Quejas o la maja y el ruiseñor, El amor y la muerte), que además le suenan muy en consonancia con el sabor español. Por si me hallaba un poco obnubilado, he comparado su interpretación de esta última balada, quizá la pieza más genial de la colección, con las dos últimas grabaciones de Alicia de Larrocha (Decca y RCA), con un resultado clarísimo: ¡me gusta más Marina di Giorno! ¡Qué profundidad y qué sentido poético el de la joven pianista!

El disco, que pasa de los 80’, se cierra con las tres Danzas argentinas op. 2 de Ginastera (de las que sólo conocía la 2ª, la Danza de la moza donosa), a las que Di Giorno dota de garbo, gracia, fantasía, brillo y arrebatada pasión, con una admirable comprensión del lenguaje del compositor argentino.

Pues bien, en resumen: he descubierto a una pianista a conocer y a seguir. Pero lo gordo viene ahora: de lo que me acabo de enterar es de que esta joven fue, en el último Premio Jaén de Piano, ¡descalificada! ¡No llegó a la final!

¿Qué pudo pasar? ¿Tuvo Marina malos días en el concurso? Puede ser. Pero también pudo ser que funcionaran los favoritismos, y esta chica no fuese alumna de ningún miembro del jurado, ni de algún amigo de éstos, o simplemente que el jurado no se diese cuenta del potencial artístico de esta joven. De lo que yo doy fe es de que Marina es una espléndida pianista. Uno más de los ignorados en los concursos, de aquí y de cualquier otra parte. Los concursos pueden dar a conocer a valores seguros. ¡Pero si sólo hicieran carrera los premiados en ellos, estaríamos apañados!...

4 comentarios:

  1. Y dónde se puede adquirir el susodicho? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me comunican que este disco, uno de los dos publicados (el otro es un programa Schumann/Chopin) y de los tres grabados (pendiente de publicarse un programa de música francesa) por Marina di Giorno, no se lo ha costeado ella misma.
    Se puede comprar en eboutique.pmusicstore.com, y se le pueden dejar comentarios a Marina en: www.marinadigiorno.net

    ResponderEliminar
  3. Angel, me hace mucha ilusión haber conocido a Marina di Giorno el año pasado en el premio Piano de Jaén. Como era de esperar, al interpretar piezas para mi desconocidas, modernas, no vi nada especial. Me alegro de que tú la hayas descubierto, y de que podamos ponernos en contacto para ver si hace una gira por España. A ella le apasiona este país. Ciao,
    Toñi Carrascosa Almazán

    ResponderEliminar