Follow by Email

miércoles, 21 de marzo de 2012

Un seguidor incansable de este blog

Fíjense, amigos lectores de este blog, qué seguidor tan incansable tengo en él:

A las 17,49 horas me ha enviado la siguiente comunicación, a propósito de mi comentario al CD de Marina di Giorno: “¡Barenboim, jurado único en todos los concursos, ya!”

A las 17,51 h, a propósito del Werther de Villazón: “Ya verá cuando Barenboim cante Werther, ya verá…”

A las 17,52 h, sobre Andris Nelsons: “Basta con dirigir los Conciertos de Chopin a Barenboim para convertirse en un genio”

A las 17’53 h, sobre los grandes directores nacidos en 1912: “Me decepciona, Sr. Carrascosa, la mejor cosecha es la del 41: Barenboim, Barenboim, Barenboim…”

A las 17’54 h, sobre el concierto de Pablo Heras Casado con la Filarmónica de Berlín: “No se preocupe por la Escocesa, ya la grabará Barenboim”

Fíjense, amigos lectores, qué fecundidad, cinco mensajes tan suculentos y sabios en sólo 6 minutos. ¡Y luego dirá por ahí alguno que yo estoy obsesionado con Barenboim! No le llego a la suela del zapato a este seguidor (al que, por cierto, he corregido en estas citas algunas incorrecciones de redacción, aunque he dejado sin modificar el supuesto año en que nació Barenboim, al que, en sus ganas de que desaparezca, convierte en un año más viejo de lo que es).

2 comentarios:

  1. Señor Carrascosa, tiene usted un trol. Si en "El hobbit" bastaba con dejar que amaneciera para que se convirtiera en piedra y dejara de incordiar, en la blogosfera lo más eficiente es ignorarlos. Salvo que a usted le diviertan. Se acaban cansando.

    Si el trol fuera su némesis y usted lo supiera, ignórelo con más motivo. Cualquier comentario que haga será darle alas.

    Un saludo y que no decaiga.

    ResponderEliminar
  2. Es posible que se siga animando; tenga en cuenta además que éste es bastante incansable: estos cinco "comentarios" en los seis minutos de la tarde de ayer son sólo los últimos de las decenas y decenas que me envía regularmente.
    Ni me divierte ni me indigna, la verdad.
    Pero cada vez tengo más pruebas de su identidad, así que es probable que un día pueda revelarla.
    Gracias por su recomendación, en todo caso.

    ResponderEliminar