miércoles, 15 de noviembre de 2017

Valoraciones discutibles



Leyendo aquí y allá, oyendo a melómanos aquí y allá surgen grabaciones que se suelen tener por referenciales y a mí no me lo parecen. Y viceversa, discos en mi opinión magníficos que rara vez son citados. Esta vez no me he limitado a diez, sino los que se me han ido ocurriendo. Seguro que los lectores desmienten algunas de estas opiniones o aportan otras grabaciones que no se me han ocurrido en estos últimos días haciendo memoria...

Interpretaciones grabadas muy sobrevaloradas
-Bach: Variaciones Goldberg - Glenn Gould (Sony 1955)
-Beethoven: Sinfonía No. 5 - Concentus Musicus Wien. Nikolaus Harnoncourt (Sony 2016)
-Beethoven: Sinfonía No. 6 "Pastoral" - Orquesta Estatal de Baviera. Carlos Kleiber (Orfeo 1983)
-Beethoven: Sinfonía No. 6 "Pastoral" - Orquesta Filarmónica de Viena. Christian Thielemann (Sony 2010)
-Beethoven: los Cuartetos de cuerda - Cuarteto Amadeus (DG 1963)
-Beethoven: las Sonatas para piano - Wilhelm Kempff (DG 1965)
-Bruckner: Sinfonía No. 5 - Orquesta Sinfónica de la Radio Bávara. Eugen Jochum (DG 1958)
-Liszt: Sinfonía Fausto - Alexander Young. Beecham Choral Society. Orquesta Royal Philharmonic. Sir Thomas Beecham (EMI 1959)
-Mozart: Concierto para piano No. 23 - Vladimir Horowitz. Orquesta de La Scala, Milán. Carlo Maria Giulini (DG 1987)
-Sibelius: Sinfonía No. 7 - Orquesta Royal Philharmonic. Sir Thomas Beecham (EMI 1956)
-Verdi: Rigoletto - Gobbi, Callas, Di Stefano, Zaccaria, Clabassi. Coro y Orquesta de La Scala, Milán. Tullio Serafin (EMI 1956)
-Verdi: Requiem - Fleming, Borodina, Bocelli, D'Arcangelo. Coro y Orquesta del Teatro Kirov, San Petersburgo. Valery Gergiev (Philips 2001)

Grabaciones con interpretaciones magníficas poco conocidas
-Bartók: Música para instrumentos de cuerda, percusión y celesta - English Chamber Orchestra. Daniel Barenboim (EMI 1972) (No está en CD)
-Bartók: Divertimento - Camerata Académica del Mozarteum de Salzburgo. Sandor Végh (Capriccio 1989)
-Beethoven: Sinfonía No. 6 "Pastoral" - Orquesta Sinfónica de la WDR, Colonia. Kurt Sanderling (Hänssler 1985)
-Beethoven: Sonatas para violín y piano Nos. 7, 8 y 9 "Kreutzer" - Olivier Charlier, Brigitte Engerer (Harmonia Mundi 1996)
-Bruckner: Sinfonía No. 6 - Orquesta Filarmónica de Berlín. Joseph Keilberth (Teldec 1963)
-Elgar: Introducción y allegro. Serenata, etc. Vaughan Williams: La alondra elevándose. Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis - Orquesta Royal Philharmonic. Pinchas Zukerman (Decca 2016)
-Grieg: Concierto para piano - Arrau.Orquesta del Concertgebouw, Amsterdam. Christoph von Dohnányi (Philips 1963)
-Grieg: Peer Gynt (12 números) - Sheila Armstrong. Coro Ambrosian. Orquesta Hallé, Manchester. Sir John Barbirolli (EMI 1969)
-Massenet: Manon - Sills, Gedda, Souzay, Bacquier. Coro Ambrosian. Orquesta New Philharmonia. Julius Rudel (DG 1972)
-Mendelssohn: Obertura Las Hébridas - Orquesta del Festival de Marlboro. Pablo Casals (Sony 1972)
-Mussorgsky: Boris Godunov - Talvela, Kinasz, Gedda, Hiolski, Mroz, Haugland, Toczyska. Coro y Orquesta Sinfónica de Radio Polonia. Jerzy Semkow (EMI 1977)
-Rachmaninov: Sinfonía No. 2 - Orquesta Royal Philharmonic. André Previn (Telarc 1985)
-Schubert: Rosamunda - Anneliese Rothenberger. Coro y Orquesta Sinfónica de la Radio Bávara. Robert Heger (EMI/Warner 1966)
-Stravinsky: Petruchka - Orquesta New Philharmonia. Otto Klemperer (Testament 1967)

43 comentarios:

  1. Lo más llamativo es ese Requiem con Bocelli! Es un verdadero horror. Por el contrario, sí considero una buena grabación el Rigoletto de Callas, no tanto por el conjunto sino por la creación que ella hace de Gilda... hasta la fecha interpretada por soprano jilgueros! En general, no me gusta la dirección de Beecham, salvo excepciones. Esa pastoral de Kleiber, al igual que la de Thieleman, es horrenda. Pero ya se sabe. Sobre gustos no hay nada escrito. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, Juan, en que Bocelli es lo peor del Requiem de Gergiev, aunque la labor de este director tampoco se queda muy atrás... Hombre, no todas las Gildas han sido jilgueros (Scotto, Cotrubas, Damrau, incluso Sills). Y no, no me gusta vocalmente -insisto: vocalmente- Callas en ese papel, produciendo multitud de sonidos desagradables. Y menos aún me gustan Di Stefano (verista) y Gobbi (pasado de rosca): a los tres Rodolfo Celletti los pone a caldo. Finalmente: el dicho debería cambiar: sobre gustos hay millones de páginas escritas. Habría que decir algo así como que cada uno tiene sus gustos. Sin olvidar que hay gustos decididamente malos...

      Eliminar
  2. Muchas no las conozco. Pero comentaré algo de las que conozco:

    Interpretaciones grabadas muy sobrevaloradas
    -Bach: Variaciones Goldberg - Glenn Gould (Sony 1955)
    No creo que esté sobrevalorada. En su momento, por diversos motivos, llamó mucho la atención. Me sigue gustando hoy.
    -Beethoven: Sinfonía No. 5 - Concentus Musicus Wien. Nikolaus Harnoncourt (Sony 2016)
    Discrepo también. Me gusta mucho. Muy divertida, aunque algo gamberra.
    -Beethoven: Sinfonía No. 6 "Pastoral" - Orquesta Estatal de Baviera. Carlos Kleiber (Orfeo 1983)
    Tempi demasiado rápidos. No me acaba de gustar, aunque es muy posible que Beethoven pensara en algo a esta velocidad.
    -Bruckner: Sinfonía No. 5 - Orquesta Sinfónica de la Radio Bávara. Eugen Jochum (DG 1958)
    Creo que la versión a la que se atribuye fama es la del Concertgebouw de Phillips. La tengo y me gusta mucho. Tengo otra de los 80, quizá algo mejor. Me gusta este Bruckner tradicional y religioso, aunque mi favorito aquí es Klemperer.
    -Liszt: Sinfonía Fausto - Alexander Young. Beecham Choral Society. Orquesta Royal Philharmonic. Sir Thomas Beecham (EMI 1959)
    -Sibelius: Sinfonía No. 7 - Orquesta Royal Philharmonic. Sir Thomas Beecham (EMI 1956)
    No las conozco, pero no me extrañaría. Casi todo Beecham está bastante sobrevalorado.

    Grabaciones con interpretaciones magníficas poco conocidas
    -Bartók: Música para instrumentos de cuerda, percusión y celesta - English Chamber Orchestra. Daniel Barenboim (EMI 1972) (No está en CD)
    Seguro. Pero seguimos esperando el trasvase.
    -Beethoven: Sinfonía No. 6 "Pastoral" - Orquesta Sinfónica de la WDR, Colonia. Kurt Sanderling (Hänssler 1985)
    Sanderling está en general infravalorado y permanece poco conocido.
    -Bruckner: Sinfonía No. 6 - Orquesta Filarmónica de Berlín. Joseph Keilberth (Teldec 1963)
    No la conozco pero Keilberth era un gran director y no me extraña que sea una gran grabación. La buscaré.
    -Grieg: Concierto para piano - Arrau.Orquesta del Concertgebouw, Amsterdam. Christoph von Dohnányi (Philips 1963)
    Otro gran infravalorado: el detallista y revelador de detalles, pero ortodoxo y serio Dohnanyi.
    -Mendelssohn: Obertura Las Hébridas - Orquesta del Festival de Marlboro. Pablo Casals (Sony 1972)
    El Casals tardío grabó cosas con Marlboro, de interesante para arriba todo.
    -Rachmaninov: Sinfonía No. 2 - Orquesta Royal Philharmonic. André Previn (Telarc 1985)
    Previn, otro infravalorado en general.
    -Stravinsky: Petruchka - Orquesta New Philharmonia. Otto Klemperer (Testament 1967)
    ¿Publicarán algún día el ciclo Beethoven de 1970?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas precisiones: las Goldberg de Gould 1955 me parecen en extremo mecánicas: casi no hay lo que se llama interpretación. Me parece mejor la última grabación que hizo (aunque dista de ser mi favorita). Divertida y gamberra sí que es la última 5ª de Harnoncourt. Pero ¿es eso lo que pedimos a la Quinta de Beethoven? La Pastoral de C. Kleiber, aparte de mal tocada (!) elimina todo rastro de poesía. Lo de los tempi me importa poco: no estamos en los tiempos de Beethoven, en los que seguramente había una percepción del tempo muy diferente; somos hijos de toda la música posterior, y Beethoven debe verse a través de muchos grandes compositores que han venido después (Barenboim dijo que su forma de entender las 32 Sonatas de Beethoven era diferente después de su experiencia de Tristán). Sin necesidad de irse a dos siglos atrás, escucha los velocísimos tempi de los Conciertos de Rachmaninov tocados por él mismo, que, nadie duda lo duda, era un enorme pianista. Pero hoy nadie se atrevería a tocarlos así.
      Sí, la 5ª de Bruckner de Jochum/Concertgebouw es mejor, pero también la de DG tuvo mucha fama, y sigue teniendo, inexplicablemente, muchos defensores.

      Eliminar
  3. Estimado, sólo por curiosidad ¿por qué considera que el Rigoletto de Gobbi, Callas y Di Stefano sería sobrevalorado? Hace poco pude hacerme con ella, pero todavía no la escucho, por lo que me gustaría saber su opinión al respecto (siempre ilustrativa, por cierto).

    Saludos atentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como verás, ya le he contestado sobre eso a Juan Henríquez. Ahora bien: no lo puedo volver a escuchar porque me desprendí de esa grabación. ¡Kubelik sigue siendo el rey, con Fischer-Dieskau, Scotto y Bergonzi!

      Eliminar
    2. La grabación de Kubelík es sensacional por donde se le mire, aunque algunos todavía miran en menos al jorobado de Fischer-Dieskau por no ser "suficientemente italiano".

      Eliminar
  4. Yo propongo dos geniales versiones del Concierto de violín de Beethoven no habitualmente citadas: Szeryng-Isserted y Vengerov-Rostropovich.

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón en lo que se refiere a Szeryng/Schmidt-Isserstedt (¡aún más me gusta el Brahms de Szeryng/Haitink!). Mi Concierto de Beethoven favorito sigue siendo, por encima incluso de los de Menuhin con Furtwängler y con Klemperer, el de Zukerman con Barenboim en Chicago: por cierto, no demasiado conocido. Pero tengo mis dudas con la versión de mis admiradísimos Vengerov y Rostropovich: creo que se pasaron de rosca en injustificadas lentitudes. En cambio, los dos de Prokofiev y los dos de Shostakovich que hicieron juntos me parecen antológicos.

      Eliminar
  5. Una sobrevalorada:
    Verdi: La traviata - Maria Callas, Alfredo Kraus, Mario Sereni. Coro y Orquesta del Teatro de San Carlos de Lisboa. Franco Ghione (EMI/Warner, 1958)
    Porque musicalmente está lejos de ser la maravilla que algunos dicen y porque se oye insufriblemente mal.
    Una poco conocida:
    Patricia Petibon. French Touch. (Arias francesas para soprano coloratura). Orchestre de l'Opera National de Lyon. Yves Abel (Decca, 2003)
    Extraordinario recital de Petibon, a pesar de los excesos circenses con que nos obsequia en alguna de las piezas. El mejor "Dúo de las flores" de Lakmé de Delibes y algunas de las mejores arias del Manon de Massenet que he oído nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo completamente estas propuestas tuyas y tus valoraciones. Patricia Petibon me parece desconcertante: le he escuchado maravillas y también resonantes salidas de tiesto.

      Eliminar
    2. Y, a modo más anecdótico, qué salidas de tiesto son algunas de sus portadas, muy especialmente la de este gran disco.

      Eliminar
  6. La Traviata de Lisboa a mi me parece una grabación particularmente sobrevalorada. ¡Qué coro más absolutamente horroroso e inaguantable!

    El Réquiem verdiano por Gergiev y la última Quinta de Beethoven por Harnoncourt no me parecen sobrevaloradas. ¿Alguien da algo por esas grabaciones? Que yo sepa, nunca han sido iuntensamente aplaudidas. La Traviata de Lisboa sí que ha pasado a la categoría de mito.

    Y permítanme una aportación: la Patética de Mravinski en DG. No me parece en absoluto mala, pero desde luego sí muy inferior a lo que proclama su fama tremenda. Aquí he dejado un apunte sobre ella:

    http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2017/11/patetica-por-mrakinsky.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del Requiem de Verdi no sé: sobrevalorado a priori por la prestigiosa compañía fonográfica, convocando incluso a tres cantantes muy importantes (junto a otro famoso, pero infumable). La Quinta última de Harnoncourt sí ha tenido críticas muy elogiosas. De acuerdo con lo que dices de la Patética de Mravinsky: no me parece una de las mejores de la discografía, ni mucho menos. Y en cuanto a La Traviata de Lisboa, los incondicionales de Callas y de Kraus la han elevado indebidamente a los altares. Me parece sencillamente mala.

      Eliminar
  7. Me animo a proseguir con el juego. Cojo el extra de la revista Scherzo dedicado a la música sinfónica en disco, publicado en 1994. Repaso la lista de grabaciones señaladas con una "e" de excepcional, equivalente a la "R" de la revista Ritmo. Es decir, grabaciones del máximo nivel posible según el grupo de críticos convocados. Encuentro las siguientes que me parecen no necesariamente malas, pero sí de mucho menor altura que la señalada:

    - Integral Beethoven por Szell.
    - Integral Beethoven por Harnoncourt.
    - Fantástica de Berlioz por Munch/Boston.
    - Sinfonías 4 a 6 de Tchaikovsky por Mravinski.
    - Quinta de Mahler por Abbado/Berlín (horrenda, la peor de esta lista).
    - Integral Prokofiev por Neeme Järvi.
    - Integral Ravel por Abbado.
    - "La grande" de Schubert por Krips.
    - Integral Schumann por Sawallisch.
    - Décima de Shostakovich por Stokowski/Chicago.
    - Integral Richard Strauss por Kempe (que tiene cosas maravillosas, sí, pero que globalmente dista la de la excepcionalidad).
    - Integral Stravinsky pr el propio Stravinsky.
    - La Consagración de la primavera por Monteux/Boston.

    Obviamente, hay grabaciones con la "e" que quizá podrían estar en la lista, pero que no incluyo porque no las he escuchado. Pienso en la controvertida Segunda de Sibelius por Szell, o en la Quinta de Schubert por Beecham. De momento no me pronuncio.

    En el mismo número de Scherzo hay un ejemplo de grabación poco conocida que los autores reivindican, y a cuyos elogios me quiero sumar: Segunda de Ives por Bernard Herrmann. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena idea: hay publicaciones que son en ese aspecto una mina. Coincido totalmente en tus apreciaciones. No menos "jugosa" es la famosa Guía Penguin, que yo muchas veces he usado a sabiendas de que lo que más recomendaba era de lo que menos me iba a gustar. Y acertaba en un montón de ocasiones.

      Eliminar
  8. Tengo ese especial de Scherzo (y el de ópera) y son un desastre, como casi todas las valoraciones de discos de Scherzo. El problema principal es que los críticos no hacen comparaciones sistemáticas y detalladas, sino que parecen recordar, a grandes rasgos, una discografía seleccionada más o menos con criterios azarosos. Citan cosas a veces que parece que no han escuchado. Sustituyen un registro riguroso con recuerdos nebulosos y muchos prejuicios.

    De la lista de Fernando, casi todas las "e" me parecen cuestionables, si bien el ciclo Beethoven de Szell me parece muy bueno, también el Schumann de Sawallisch o La Grande de Krips, o el Strauss de Kempe. Me parecen muy buenas grabaciones que creo que deben citarse y valorarse positivamente en cualquier repaso discográfico amplio. Pero no serían primeras recomendaciones (hoy día) para un novato.

    Un ejemplo de libro es Wagner. Ángel Fernando Mayo era un gran crítico musical, y sus recomendaciones no deben caer en saco roto, pero salvaba cosas discutibles y comentaba de pasada otras que merecen más atención. Al menos sus criterios -maniáticos- estaban claros: el mejor Wagner es el de los años 50, y secundariamente el de los 60. Knappertsbusch y después lo demás. La interpretación es un "sacerdocio" de carácter nacionalista. Los cosmopolitas todoterreno no pueden nunca jamás compararse a los "sacerdotes alemanes" de la cosa. Lo mismo con Bruckner. Dicho crudamente, pero es eso. Y este crítico era de los buenos -reflexionaba y justificaba, a su manera, y conocía mucho-, pero otros tienen sesgos similares y despachan su encargo de manera superficial y, para mi, poco profesional.

    Estos de Scherzo tenían muchas más manías, que afectan a cada compositor prácticamente, y sería largo comentarlas todas aquí, pero todo refleja gustos formados hace décadas (¿de juventud?) y que han quedado "cosificados", entre otras cosas por no escuchar de forma atenta, y comparada, lo que se ha hecho después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nemo: creo que has puesto el dedo en la llaga, o, para ser más explícito, has dado en el clavo. ¡Completamente de acuerdo!

      Eliminar
  9. Tengo ese especial de Scherzo (y el de ópera) y son un desastre, como casi todas las valoraciones de discos de Scherzo. El problema principal es que los críticos no hacen comparaciones sistemáticas y detalladas, sino que parecen recordar, a grandes rasgos, una discografía seleccionada más o menos con criterios azarosos. Citan cosas a veces que parece que no han escuchado. Sustituyen un registro riguroso con recuerdos nebulosos y muchos prejuicios.

    De la lista de Fernando, casi todas las "e" me parecen cuestionables, si bien el ciclo Beethoven de Szell me parece muy bueno, también el Schumann de Sawallisch o La Grande de Krips, o el Strauss de Kempe. Me parecen muy buenas grabaciones que creo que deben citarse y valorarse positivamente en cualquier repaso discográfico amplio. Pero no serían primeras recomendaciones (hoy día) para un novato.

    Un ejemplo de libro es Wagner. Ángel Fernando Mayo era un gran crítico musical, y sus recomendaciones no deben caer en saco roto, pero salvaba cosas discutibles y comentaba de pasada otras que merecen más atención. Al menos sus criterios -maniáticos- estaban claros: el mejor Wagner es el de los años 50, y secundariamente el de los 60. Knappertsbusch y después lo demás. La interpretación es un "sacerdocio" de carácter nacionalista. Los cosmopolitas todoterreno no pueden nunca jamás compararse a los "sacerdotes alemanes" de la cosa. Lo mismo con Bruckner. Dicho crudamente, pero es eso. Y este crítico era de los buenos -reflexionaba y justificaba, a su manera, y conocía mucho-, pero otros tienen sesgos similares y despachan su encargo de manera superficial y, para mi, poco profesional.

    Estos de Scherzo tenían muchas más manías, que afectan a cada compositor prácticamente, y sería largo comentarlas todas aquí, pero todo refleja gustos formados hace décadas (¿de juventud?) y que han quedado "cosificados", entre otras cosas por no escuchar de forma atenta, y comparada, lo que se ha hecho después.

    ResponderEliminar
  10. Me encantaría aportar algo sobre el asunto Mayo-Wagner, su traducción del anillo me gusta mucho pero encontrar esa guía suya es cosa imposible. ¡Quién la pudiera pillar! (Aunque solo fuese para ver que estoy en completo desacuerdo con él).
    Es lo que nos toca a los que somos de nuevas generaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.todocoleccion.net/libros-segunda-mano-musica/wagner-discografia-recomendada-obra-completa-comentada-autor-mayo-angel-fernando~x97925135

      Buenos días Jose. Aquí tienes la primera edición. Yo que tu la pillaba porque están perdidas.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el aviso, voy a ver si me paso por la librería, que está aquí en Madrid. Mira que es difícil encontrarlos.

      Eliminar
  11. Respecto a la interpretación sobrevalorada de la 6ª de Beethoven por Kleiber, el crítico Pérez Senz escribía esta delirante reseña en El País:

    "El apabullante control dinámico de Kleiber genera tal tensión en la orquesta que su energía hipnotiza al público. La planificación y realización de la Pastoral respeta las indicaciones metronómicas de la partitura con la precisión de las estrellas del movimiento historicista, y mantiene, por tanto, unos tempi sensiblemente más vivos y ligeros. Pero lo más fascinante es que esa ligereza imprime un carácter nuevo, una vida desbordante que ilumina los paisajes plasmados por Beethoven. La articulación es tan prodigiosa como la progresión de los tempi de los últimos tres movimientos, encadenados sin solución de continuidad. Todo el discurso fluye con naturalidad, sin atropellos; cada atmósfera, cada carácter, desde los remansos líricos al estallido de la tormenta y la intensidad expresiva del movimiento final, suenan en un juego sutilmente diferenciado por una batuta clarividente. La sensación de descubrir algo nuevo en una obra de absoluto repertorio, mil veces escuchada y grabada, es una lección de música que provoca el arrebato del público."

    Un saludo,

    JSH


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento decirlo, pues tengo amistad con Javier Pérez Senz, que ha escrito en otros casos cosas muy razonables. Pero aquí desbarró por completo. ¡Ah, y menos mal que Carlos Kleiber dirige esta Pastoral tan, tan bien, que incluso encadena sin solución de continuidad los tres últimos movimientos! (Creo que también encadena, ¡qué maravilla de batuta! los dos últimos movimientos de la Quinta Sinfonía de Beethoven!)

      Eliminar
  12. He mencionado a Ángel Fernando Mayo porque me parece uno de los críticos honestos de la órbita de Scherzo. Era explícito en sus criterios, que no comparto, y además era capaz de reconocer que el Tristán o la Séptima de Bruckner de Barenboim, judío y cosmopolita, eran de referencia absoluta. También reconocía que el Wagner de Solti, otro judío cosmopolita, era el mejor "fuera de Bayreuth".

    Pérez de Arteaga era también un crítico conocedor, pero menos coherente y sistemático que Ángel Fernando Mayo. Su selección de Beethoven sigue los criterios de "autenticidad cultural" de corte nacionalista de A. F. Mayo, a grandes rasgos. Cita a Furtwängler, los dos Kleiber más su capricho personal por Szell (y Harnoncourt) presentados como renovadores de la tradición alemana, o algo así. A Böhm, Bernstein, Giulini, Solti... nada. En Mahler sigue los mismos criterios -caprichosos- de "autenticidad histórico-cultural", pero esta vez la cosa se pone más difícil, por ser Mahler precisamente un cosmopolita judío. Aquí los preferidos son Klemperer, Horenstein y Walter. Con el resto no sabe muy bien qué hacer, aunque acierta a ponderar bien algunas referencias aisladas (otras no tanto). ¿Shostakovich? Lo mismo: los rusos cercanos física y cronológicamente al compositor son "la verdad", lo auténtico (excepto Rostropovitch, un renegado), más algún renovador más o menos exógeno y cogido por los pelos.

    Y estos eran dos buenos (en paz descansen). El resto sigue una tónica general parecida, pero con menos tino y conocimientos, y selecciones aún peores.

    Para que se hagan una idea... Para Debussy, directores franceses o de la órbita, por supuesto (Boulez, Ansermet, Munch, Martinon, Rosenthal, Monteux, de Froment, Inghelbrecht). De Strauss o Stravinsky, discípulos, colegas o directores que estrenaron las obras (Clemens Krauss o Pierre Monteux son presentados como lo máximo en autenticidad aquí, por ejemplo). Para Mozart, Krips, que era vienés. Para Haydn, Harnoncourt, otro austríaco. ¿Ravel? Cluytens, Boulez y diversos directores franceses sueltos (Monteux, Munch, Rosenthal). ¿Segunda Escuela de Viena? Karajan, que era del pueblo de al lado. Falla, Argenta. Bartok, húngaros como Reiner, Fricsay o Ancerl (Solti sí pero menos, que era judío e hizo carrera fuera de centroeuropa). Etc.

    Lo que se sale de esos criterios simplones de tipo étnico-nacionalista es recopilado sin sistematicidad (no se citan cosas importantes, se citan otras muy secundarias y raras) y se valoran de forma errática (a veces aciertan, otras desbarran, por arriba o por abajo). Hay muchas grabaciones monoaurales, de los años 50 y 60, más otras entonces piratas (Celibidache), casi todas francamente difíciles de conseguir (entonces y ahora), mientras que todo lo grabado en los 70, 80 o 90, que era el 90% de los catálogos de las grandes casas de aquel momento, simplemente no existe, o merece una mención muy de pasada.

    Da la sensación de que no saben qué decir más allá de la premisa inicial (que tampoco saben explicar bien, o no se atreven).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nemo: enhorabuena por tu análisis, perspicaz donde los haya. Tus explicaciones me parecen tremendamente convincentes: sí, creo que van a ser esas las razones -espurias, dominadas por prejuicios- las que les mueven. Solo había "caído" en algunos casos en parte de lo que propones, ni mucho menos en todo. "Va a ser que sí", como se dice ahora. (Y no puedo evitar preguntarme: ¿te conozco?... En cualquier caso, creo que deberías abrir un blog. Tienes mucho que decir).

      Eliminar
    2. Estimado Ángel: no, nos nos conocemos. Sí he sido durante muchísimos años lector de Ritmo y Scherzo, de las dos, en los tiempos en los que Ud escribía (en la primera). Ambas tenían sus cosas buenas y no tan buenas, pero les pillé el aire al enfoque de los principales críticos de una y otra.

      Seguramente se podría rascar un poco más, porque al final estos planteamientos en relación con el trabajo o la pasión de cada uno, que tienen un gran peso en la vida de las personas, suelen necesitar una coherencia con una "cosmovisión" personal más amplia. Alguien más empírico en algún aspecto importante suele ser de mente más abierta en general, y alguien más dogmático no sería de extrañar que traslade esa inclinación a otras esferas de la vida. Pero es solo una intuición. No obstante, de ser correcto explicaría algunas cosas.

      Eliminar
  13. Otra vez coincido al cien por cien con Nemo. Pero debo hacer una aclaración. En esa guía de Scherzo, la selección de grabaciones "tradicionales" de Beethoven queda en manos de Enríque Pérez Adrián, mientras que las historicistas las aborda Arteaga. La máxima calificación a Szell es de EPA, y la que se lleva Harnoncourt es de JLPA. El capítulo de Mahler también lo escribe EPA, quien no regatea elogios a Kubelik ni desdenes hacia Solti.

    Nemo, ¿conoce usted las guías discográficas de Pedro Elías, editadas por la Diputación de Sevilla? Desprecio absoluto hacia Karajan, Solti y Barenboim no existen. A Bernstein sí, que le adora. Y recomienda vivamente a Hogwood y a Norrington para los Mozart, Beethoven, Schubert...

    ResponderEliminar
  14. Fernando, no, no conozco esas guías de Pedro Elías.

    Sinceramente, buena parte de la crítica me parece arbitraria, caótica. No necesariamente porque el crítico no haya escuchado discos o no tenga alguna formación musical, sino porque no reflexionan sobre lo que escuchan, no adoptan un criterio empírico y desprejuiciado, y no hacen comparaciones sistemáticas y ordenadas. Puede ser que un crítico A considere sinceramente, según sus propios criterios, que el director Z tiene una de las interpretaciones de referencia de una determinada obra, pero no porque Z es del mismo pueblo que el compositor, porque tomaron cañas juntos o porque estudiaron en el mismo conservatorio, sino porque uno ha comparado mucho, sobre todo las principales grabaciones, sistemáticamente, repetidas veces, formando poco a poco un criterio a partir de la experiencia.

    Sé que está de moda despreciar a Karajan, y también a Solti, así, a bulto. Siempre ha habido furibundos y virulentos despreciadores de Barenboim, casi desde el principio. Si me dices que los inquisidores son adictos a la cuerda de tripa, todo me encaja más. Estaríamos una vez más dentro de una sencilla premisa que proporciona un criterio para juzgar sin necesidad de hacer el trabajo. Una vez alguien ha caído fuera de la preselección dogmática, ya podemos añadir desprecios adicionales por meras cuestiones personales, casi siempre inconfesables. Que sí, que a mi me puede caer mal Karajan, pero eso me importa poco cada vez que escucho su (por ejemplo) Caballero de la Rosa de los 80. También me importa poco que sea austríaco cuando disfruto de lo mejor de sus grabaciones de música francesa o italiana.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que hace años un aficionado conocido desde hacía mucho tiempo me dijo algo así: "Sí, A dirige muy bien Tchaikovsky, pero no tan bien como los rusos. Y B hace muy bien Debussy, pero se le nota que no es francés". Protesté, pero no hubo forma de que se bajase del burro. Por fin, tras larga discusión, le dije: "Si te parece, te grabo una cassette con cuatro versiones (anónimas) de Francesca da Rimini, dos de ellas por directores rusos y las otras dos por extranjeros, todos ellos muy buenos. Y me tienes que averiguar cuáles son las versiones de los rusos, ¿vale?". Claro está, no se atrevió a afrontar el reto.

      Eliminar
    2. Estimado Ángel: sé que no se condice con el grueso de la discusión, pero aprovecho de preguntarle (colgándome desvergonzadamente de su anécdota): ¿recomendaciones para Francesca da Rimini? En mi discoteca tengo la lectura de Barenboim (DG), dos de Mravinsky (Melodiya 77 y Erato 81) y Bernstein (DG 91), pero siempre ando buscando cosas nuevas que escuchar.

      Saludos!

      Eliminar
    3. Creo que estás muy, muy bien servido con esas versiones. De las que yo conozco creo que son también muy buenas la de Markevitch/New Philharmonia (Philips), la de Haitink/Concertgebouw (Philips) y la de Rostropovich/London Philharmonic (EMI).

      Eliminar
  15. Ahí está el problema, Se ha formado una especie de “consenso” que no se limita a alguna publicación, sino a muchas. Prácticamente ninguno de quienes se acogen a esa opinión generalizada se atrevería a emitir una opinión puramente personal basada en una audición no condicionada o simplemente ciega. Imaginen que les gustara una grabación de algún artista al que previamente han puesto a caldo o que les disgustara alguno de los que han dejado por escrito que no fallan nunca. El resto del consenso podría negarles el saludo.

    ResponderEliminar
  16. Una cosa definitiva para mi, y que demuestra lo que era lo mejor de Ritmo eran las "comparaciones a ciegas", con varios críticos escuchando a la vez una selección de versiones de una obra. Eso era un ejercicio de crítica impecable, aunque entiendo que oneroso. Al someterse a la prueba cualquier crítico estaba dispuesto a dejar sus prejuicios en la puerta, al menos en principio. Oye, que me gusta mucho Bernstein, pero si resulta que descubro una interpretación de Maazel que me gusta más, y que considero mejor además y puedo argumentarlo, ese descubrimiento que me llevo. Pues eso, tan natural, es inasumible por muchos, que solo buscan reforzar sus prejuicios, su idea (simplificada) del mundo.

    ResponderEliminar
  17. Al hilo de la discusión quería preguntarles si conocen el libro de Francisco Camino "Clásica" (última edición 2003) y en caso afirmativo, si les parece útil. No es exhaustivo pero sí ameno e interesante, en particular cuando llama la atención sobre las divisiones de la crítica. Las otras guías que poseo: Penguin, Gramophone, La discoteca ideal (Arturo Reverter), las guías CD-Compact, la guía de la NPR, la "Guide des CD récompensés par la presse et les grands prix" me parecen poco fiables en comparación. En particular la de CD Compact del siglo XX parece casi una broma, con entradas como la de la 5ª sinfonía de Vaughan Williams que más que una reseña es una confesión de lo plomizo y aburrido que le parece al autor la música del inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco esa guía. Pero estoy bastante escaldado y decepcionado de todas las que he consultado. ¡Solo me fío, y no del todo, de la mía sobre grabaciones de óperas: "El libro de la ópera grabada", "guía de las mejores interpretaciones en CD y DVD". Alianza 2002! Tuvo cierto éxito de ventas pero nunca ha sido actualizada. Hoy es bastante difícil encontrarla, aparte de que faltan en ella las grabaciones más recientes, claro).

      Eliminar
    2. La tuve en la mano hace unos seis o siete años en La Casa del Libro, pero no la compré porque por aquel entonces no estaba demasiado interesado en la ópera.

      La guía de Camino es una meta-guía, un resumen de opiniones de críticos españoles, ingleses, franceses y alemanes. El problema, claro, es que al final las grabaciones recomendadas representan el "consenso". Por ejemplo, para las tres últimas sinfonías de Chaikovsky la primera recomendación es Mravinsky y la segunda, Svetlanov. Pocas sorpresas pero también pocas idiosincrasias.

      De las demás he de decir que siempre he encontrado muy útil la Penguin Guide. Sólo hay que bajar por la lista de discos recomendados hasta encontrar el primer no-inglés que no sea Karajan...

      Eliminar
  18. En el libro "Beethoven: El problema de la interpretación." se recomiendan como mejores versiones, entre otras:
    -Ciclo sinfonías: Leibowitz, Toscanini. De Klemperer se hace algún elogio, pero luego se comenta que: "demuestra un olvido soberano de la esencia de su música".

    -1º concierto para piano: Glenn Gould/Golshmann.
    -5º concierto para piano: Michelangeli/Celibidache.
    -Concierto de violín: Kreisler/Blech
    -Variaciones Diabelli: Gulda
    -Sonatas piano: Schnabel (completas). Gould (Sonatas 16-18, 5-8).

    ¿Qué opina? A mi me parece extraña esta selección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese libro, que desconozco, supongo que será antiguo. Además, las versiones que recomienda son, como poco, extravagantes. No conozco todas ellas, pero sí algunas: el ciclo sinfónico de Leibowitz es fiel al texto, pero ajeno al espíritu. El de Toscanini es algo así, pero peor aún. Conozco más de 20 ciclos mejores que uno y otro. Klemperer es, junto a Furtwängler, el mayor beethoveniano del 2º y el 3er. cuarto del siglo XX. El Concierto No. 1 de Gould no lo he escuchado (pero Golschmann es un director muy endeble, por lo que he oído de él); el 5º de Michelangeli/Celi es espléndido, pero tampoco uno de los mejores (aparte de sonar fatal). El de violín de Kreisler que yo conozco no es con Blech, sino con Barbirolli: ha quedado anticuado y superadísimo. Las Diabelli de Gould me parecen ho-rri-pi-lan-tes. Las Sonatas de Schnabel tuvieron mucho mérito en su tiempo, pero han quedado muy, muy superadas. Y de Gould no conozco esas 7 sonatas, pero sí las tres últimas (30-32), y le aseguro que son ¡las peores que he escuchado jamás en disco! Les puse un 2 sobre 10, para que se haga una idea...

      Eliminar
  19. Muchas gracias por los comentarios.
    Vaya, las últimas sonatas por Gould tienen que ser un plato "irresistible". A ver si las escucho algún día, aunque sea en plan masoquista. Seguro que los devotos del pianista canadiense dirán que son las mejores versiones, que están geniales.
    Por cierto: ¿qué le parece Gould como intérprete de la Segunda Escuela de Viena? Creo que es un aspecto de su trayectoria que a veces no se tiene en cuenta, eclipsado por su fama como bachiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que conozco de Gould en repertorio del siglo XX o rarezas del XIX (Bizet, R. Strauss) me parece mucho mejor que, en general, su Bach: Hindemith, Schoenberg, Berg y algún otro compositor los hacía, creo, muy bien. Un tipo raro donde los haya: de su gran talento no tengo duda, pero sí de cómo lo administró. Brendel y Rosen, entre otros, han sido muy, muy críticos con algunas de sus interpretaciones más celebradas.

      Eliminar
  20. Hola
    coincido con que el disco con el divertimento de Bartok por Vegh es una genialidad poco conocida masivamente pero lo es mucho entre melómanos. de hecho me costó bastante conseguirlo pero la espera se compensó con creces! en cuanto al listado de Fernando Vargas M. donde cita como sobrevalorada la fantástica por Munch/Boston tengo entendido que aún no escuchó la de 1962: es la mejor que grabó en estudio, muy concentrada y poderosa ¿la conoce?
    Un Cordial Saludo

    Julián

    ResponderEliminar