Follow by Email

sábado, 12 de febrero de 2011

Rectificación sobre la “Novena” de Mahler

––

Realmente, no estuve muy fino la primera vez que escuché esta Novena de Mahler, audición tras la cual escribí el comentario del 9 de febrero. No fui capaz de asimilar a la primera la tremenda personalidad de esta interpretación. Una segunda audición me ha hecho ver con mucha más claridad cómo está abordada la complejísima y gigantesca –en todos los sentidos– partitura mahleriana. El perspicaz amigo que me acompañó atentamente en esta segunda escucha sí logró captar a la primera la absoluta radicalidad, valentía y genialidad de la interpretación de Barenboim.

Mis reservas en el comentario inicial sobre el primer movimiento (“puede que el primer movimiento, un tanto seco, no esté entre los que más me entusiasmen”) eran bastante inconsistentes y absurdas: en esta interpretación no tendrían acomodo los enfoques (por supuesto muy respetables) de las grandes versiones que citaba; este movimiento inicial no podría ser de otro modo, simplemente me costó llegar a acomodarme a la visión del director, que es, en efecto, de una tremenda radicalidad: lóbrego, áspero, siniestro, más negro que ningún otro que yo haya escuchado hasta ahora. Barenboim no quiere permitirse, no se concede el menor atisbo de esperanza; el dolor que lo traspasa no recibe el menor conato de consuelo, ni hay el menor refugio en la posibilidad de una felicidad cuya existencia es sólo un espejismo ilusorio. Así, y sólo así, es completamente coherente con todo lo que viene a continuación.

En los dos movimientos centrales, con ráfagas de danza macabra, con carcajadas siniestras y descompuestas (que recuerdan como nunca antes más de un momento de Till Eulenspiegel, catorce años anterior), ni por descontado el cuarto, aflojan un momento el pesimismo omnipresente, insuperable, de esta interpretación sin la menor fisura, que no dudo un instante en calificar de genial, y una de las más valientes y formidables que le he escuchado en años a este hombre, el mayor genio vivo de la interpretación musical.

29 comentarios:

  1. Axioma: Barenboim es un genio.

    Teorema: Toda interpretación de Barenboim es sublime, pues procede de un genio.

    Corolario 1: Si una interpretación de Barenboim no nos parece sublime, volvámosla a oír, hasta que nos convenzamos de que lo es.

    Corolario 2: Si una interpretación de Barenboim no nos parece sublime, es nuestra falta, pues de un genio solo cabe esperar algo sublime.

    ResponderEliminar
  2. No creo que haya habido un solo genio, en cualquier campo, que TODO lo que haya hecho sea genial (o sublime, como usted, señor no tan Anónimo, dice). Así que sus axiomas y teoremas no tienen validez. Puedo darle no pocos ejemplos de interpretaciones de Barenboim que nada tienen, en mi opinión, de geniales. Pero ¿para qué perder el tiempo?...

    ResponderEliminar
  3. Se equivoca, D. Ángel. Dado que sus comentarios acerca de interpretaciones de Barenboim son ditirámbicos en un 99,9 % (aproximadamente), que usted, precisamente usted, publique una lista con las grabaciones de Barenboim que "no son geniales" (¿mediocres?) sería aleccionador. De paso quitaría argumentos a quienes opinan que está usted obnubilado con Barenboim. Claro que si esas grabaciones que "no son geniales" (¿mediocres?) son dos, ciertamente es perder el tiempo.

    ResponderEliminar
  4. No le voy a dar ese gustazo si no da usted antes la cara y se identifica. ¡Sea valiente, ande!

    ResponderEliminar
  5. ¿Usted discute con ideas (argumentos) o contra personas? Dice usted que puede darme no pocos ejemplos de interpretaciones de Barenboim que nada tienen de geniales (¿mediocres?). Sin embargo, para que haga usted pública esa lista, yo debo desvelar mi anodina identidad. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Me da que es un mero pretexto para no mencionar esas presuntas grabaciones nada geniales (¿se atreverá a a llamarlas mediocres?) del maestro argentino. Piénselo bien, porque está usted desperdiciando una gran oportunidad. Un libro de su autoría, titulado "50 grabaciones mediocres de Daniel Barenboim" sería un bestseller en España. Quizá 50 sea mucho pedir; podemos dejarlo en "25 grabaciones mediocres de Daniel Barenboim", por Ángel Carrascosa. Eso valdría una visita a la Feria del Libro para que me lo dedicase.

    ResponderEliminar
  6. Usted no da la cara porque me conoce personalmente, sin más, y le avergüenza identificarse o no se atreve a ello.¡Y me exige explicaciones! Cuando sepa con quién discuto, lo haré; de lo contrario, no se trata una discusión. No voy a jugar con usted si juega con ventaja. Además, ya que parece haber leído tantas críticas mías, ya sabrá de unas cuantas versiones por las que pregunta...

    ResponderEliminar
  7. Si usted abre un blog, pone su CV y su foto, se expone al público. Es su opción, muy respetable. Este blog admite la opción de hacer comentarios como lector anónimo. Es mi opción, legítima y espero que igualmente respetada. Mi identidad es irrelevante. ¿Cambiaría la cosa si firmo "melomanucho53"? Hay algo que debe quedar claro: yo no discuto con D. Ángel Carrascosa. En todo caso discuto afirmaciones de D. Ángel Carrascosa. Y me da igual si las sostiene usted, barenboimista27 o el bombero torero.

    No le exijo explicaciones. Usted dijo que podía poner no pocos ejemplos de grabaciones de Barenboim que nada tienen de geniales, y yo le animé a ello, pues siento verdadera curiosidad. Como era de esperar, fue un farol, pues D. Ángel Carrascosa no puede o no sabe hablar mal (criticar negativamente) de un disco de Barenboim.

    Cualquiera que siga un poco el mundo musical sabe de su ceguera barenboimiana. Hasta escuchando "a ciegas" 10 grabaciones de una misma pieza reconoce usted al pianista argentino e inmediatamente aflora el adjetivo "genial". Da igual si es Wagner, Liszt, Schubert, Chopin, Verdi o Chueca. Todo muy previsible. De ahí mi interés en las malas grabaciones de Barenboim.

    ResponderEliminar
  8. Buena respuesta Ángel. Al fin y al cabo yo me sé de algunas de esas versiones de las que hablas. Si el Sr. Anónimo no lo sabe, es que prejuzga y no te ha leído. Y si lo sabe, pues peor aún... JSR

    ResponderEliminar
  9. Le propongo, Sr. No Tan Anónimo, un juego: por cada grabación de Barenboim que a usted le parezca muy buena (habrá alguna, supongo. Bueno, para alguno que yo me sé, ninguna, ni las Sonatas de Beethoven ni Tristán), yo le contestaré con otra que me parezca floja o decepcionante. A ver quién acaba antes...

    ResponderEliminar
  10. Me parece bien, D. Ángel, es una propuesta ecuánime y constuctiva. Empiezo con tres grabaciones que me parecen excelentes (porque D. Daniel tiene grabaciones excelentes):

    1) Sonatas de Beethoven (DG).

    2) Disco Chaicosqui (Capricho italiano, Obertura 1812 y Francesca de Rimini) en DG, que descubrí gracias a usted, precisamente.

    3) Séptima de Bruckner con la Filarmónica de Berlín (Teldec).

    ResponderEliminar
  11. 1) La consagración de la primavera con la Orquesta de París (Erato)
    2) las Marchas de Pompa y circunstancia de Elgar con la London Philharmonic (CBS)
    3) El primer mov. de la Sonata D 960 de Schubert (D.G.)

    ResponderEliminar
  12. Hilando fino, D. Ángel. El primer movimiento de la D. 960 le parece flojito. El resto, imagino, es genial. Aquí va mi nueva entrega.

    4) Gran dúo D. 812 de Schubert, con Radu Lupu (Sony).

    5) Último movimiento de la Novena de Beethoven (Erato).

    6) Concierto para viola "Der Schwanendreher", de Paul Hindemith, con Daniel Benyamini y la Orquesta de París (DG).

    ResponderEliminar
  13. Hilando fino, claro que sí. El resto de la D 960 no se imagine usted que me parece genial, sólo estupendo. ¿Algún problema?
    4)Bach: Variaciones Goldberg (¡nada menos!), las del CD Erato (no así las espléndidas del laser disc)
    5)Schubert: Sinfonía Inabacaba: primer mov. (en todas sus grabaciones; en todas ellas el 2º me parece, en cambio, excelente)
    6)El CD Johann Strauss de Erato, salvo Unter Donner u. Blitz, Polca Tris-tras y Marcha Egipcia. (¡Claro que hilo fino, aunque le pese!)

    ResponderEliminar
  14. Sr. Anónimo, ese comentario suyo sobre que el resto de la D. 960 le parece a Ángel Carrascosa genial me parece muy impertinente y borde. ¡Como si una persona con capacidad para la crítica no pudiese discernir entre fragmentos mejores o peores de una interpretación! Me parece que está teniendo demasiada paciencia con un elemento "oculto" como usted. Si yo fuese Ángel le mandaría a tomar viento... JSR

    ResponderEliminar
  15. No me pesa que hile fino, D. Ángel. Al contrario.

    7) Tristán, el del DVD (DG).

    8) Quinteto "La trucha" de Schubert en DVD.

    9) Sinfonía nº 3 de Saint-Saëns (DG).

    ResponderEliminar
  16. Sr. Palmero Anónimo, que D. Ángel haya contestado y propuesto el "juego" es una actitud que le honra. Creo que se puede jugar con educación, relajadamente, y que del juego algo se aprenderá. Al menos yo juego por eso. De paso, ayudo a D. Ángel a desempolvar sus viejas críticas e ir preparando el índice del libro sobre las grabaciones mediocres de Barenboim. Las ironías, entre caballeros, nunca son impertinentes ni bordes. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  17. Hay dos Tristanes de Barenboim en DVD en D.G., además del de Virgin (en La Scala): los dirigen escénicamente Ponnelle y Heiner Müller. No sé a cuál se refiere.

    Sigo con mi lista de fallidos o decepcionantes (a mediocres no llegan):
    7) Tchaikovsky: Trío
    8) Brahms: 3 Danzas húngaras y Dvorák: 2 Danzas eslavas (O.S.Chicago, D.G.)
    9)Franck: Primer mov. de la Sinfonía (O. de París, D.G.)

    (No hace falta que se dé prisa: en los tres próximos días no voy a consultar el correo electrónico)

    ResponderEliminar
  18. Me refería al de Müller, al bueno.

    10) Trío "Archiduque" con Zuckerman y Du Pré (EMI). Si Beethoven levantara la cabeza no reconocería su trío y echaría un buen rapapolvo a esos tres jóvenes, pero ese Andante cantabile es verdaderamente genial.

    11) Lieder de Brahms, con Jessye Norman y Fischer-Dieskau (DG).

    12) Sonatas para chelo y piano de Brahms, conm Du Pré (EMI).

    ¡Caramba! Empiezo a pensar más en el pianista que en el director de orquesta.

    ResponderEliminar
  19. El de Müller es bueno, o maravilloso, pero no "el bueno", porque los otros dos lo son, y con creces.
    No pienso entrar al trapo a discutir con usted sobre lo que le habría parecido a Beethoven el "Archiduque" con Zukerman [no Zuckerman] y Du Pré, máxime viendo su seguridad sobre lo que el compositor opinaría. No, no me va a pillar en esta discusión.

    10) Tchaikovsky: Romeo y Julieta - OSChicago (Teldec; no así el de D.G.)

    11) Mendelssohn: Concierto para violín en Mi menor (Perlman) (Teldec)

    12) Brahms: Baladas op. 10 (Teldec)

    ResponderEliminar
  20. Sr. Anónimo: el rollito ése del "pianista metido a director" para desmerecer a Barenboim está muy visto. La observación ha sonado a artificio, como si ya de entrada quisiera llegar a semejante "descubrimiento"... Que a estas alturas de sus ciclos sinfónicos beethovenianos, brucknerianos, su wagnerismo de fuste, etc, haya que estar recurriendo a recursos así da un poco de pena... JSR

    ResponderEliminar
  21. Sr. Palmero Anónimo, yo no cuestiono la calidad de Baremboim como director de orquesta. Eso, creo, está fuera de duda. Con lo que no comulgo es con que se un director "revelador", con que sea el mejor intérprete vivo, que casi siempre sea "genial", y esas cosas que defienden D. Ángel y otros. Sus grabaciones del gran repertorio, tan alabadas por D. Ángel y, entiendo, también por usted, siendo de calidad, para mí no desplazan a monumentos legados por otros directores, ni me revelan más que otros (hablo en general, en algún caso puntual pudiera ser; tendría que pensar mucho).

    En cuanto a la contraposición pianista-director, mi comentario no fue un "recurso", aunque cualquier cosa que yo pueda escribir sobre Barenboim, con la que usted no estará de acuerdo salvo que admita haber caído rendido a su impar genialidad en cualquier terreno o actividad (director, pianista, político, jugador de mus), le sonará a recurso fácil, manido, penoso, etc. Es como lo veo, como lo siento. Cuando pongo en mi casa una sinfonía de Beethoven, rara vez pongo un disco de Barenboim. En cambio, cuando escucho música de cámara o para piano solo, sí tengo presentes las grabaciones que he mencionado. Relájese un poco y disfrute, que ni Barenboim es dios ni yo he cometido blasfemia.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, D. Ángel, no le puse delante ningún trapo con intención de que lo embistiera. Además, y pese a mi comentario, implícitamente dije que considero magnífica esa grabación del Archiduque. No conocí a Beethoven, ni él conoció la grabación de Barenboim-du Pré-Zukerman. Pero hay una cosa llamada partitura, otra llamada estilo de la época, y una tercera llamada musicología. Mi "seguridad" sobre la posible opinión de Beethoven se basa en esas tres cosas. Pero también le digo que no me importa mucho lo que piense Beethoven sobre esa interpretación; me importa más lo que pienso yo. No lo tome como un gesto de vanidad. Simplemente es que, si soy yo el que la escucha, y me gusta, me importa un bledo lo que opine el compositor. Y no sigo porque creo que no esoy siendo muy claro y por no alargarlo. Y, aunque no sea Archiduque, aquí va mi nuevo trío:

    13) Sonatas para violín y piano y para viola (clarinete) y piano de Brahms, con Zukerman (DG).

    14) Conciertos para piano de Mozart, con la English Chamber Orchestra (EMI).

    15) Disco Liszt (Sonetos de Petrarca, paráfrasis de Rigoletto, etc.) (DG).

    P.D. Sobre el affaire Tristán, quizá debí decir "el mejor". Queda más neutro.

    ResponderEliminar
  23. ¿Qué pasó, D. Ángel? ¿Se ha cansado de jugar? ¿Ya no encuentra más discos decepcionantes de Barenboim? ¿O, quizá, se ha perdido mi último mensaje? Repetimos:

    13) Sonatas para violín y piano y para viola (clarinete) y piano de Brahms, con Zukerman (DG).

    14) Concierto para piano y orquesta nº2 de Brahms, con la Filarmónica de VIena y Barbirolli (EMI).

    15) Conciertos para piano y orquesta de Mozart, con la English Chamber Orchestra (EMI).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Sí, aún encuentro algunos discos suyos decepcionantes, pero no había recibido el supuestamente penúltimo mensaje suyo.
    Por cierto, no conozco ningún Concierto de Brahms con Barbirolli y la Filarmónica de Viena; todo lo más con la New Philharmonia de Londres. Pero puede perdonarse su error.
    Aquí van tres más, algo decepcionantes:

    13) Tchaikovsky: Sinfonía 5 - OSChicago (Teldec)

    14) Schumann: Concierto para piano - London Philharmonic/Fischer-Dieskau (EMI; no así el que tiene con Celibidache, claro)

    15) Ravel: Bolero - OSChicago (Erato; no así el de D.G. con la Orquesta de París)

    Dicho esto, no tiene mucho sentido para mí continuar con listas; aquello de lo que usted me acusaba al principio queda claro que no es cierto: usted decía que el 99,9% de los discos de Barenboim me parecían la pera limonera; ese 0,1% se ha mutiplicado ya por veinte, aproximadamente.

    A mí me gustan mucho o muchísimo multitud de sus discos, y a usted muchísimos menos. Pues bien, ya está: cada uno con sus gustos.

    ResponderEliminar
  25. ¿Qué? ¿Se le acaban los discos flojillos de Barenboim? Entiendo su postura, D. Ángel. Por mi parte, quedo satisfecho. Bromas aparte, se ha portado usted como un caballero. Encajó mi reproche con templanza. Propuso un juego justo con el que defender constructivamente su punto de vista y desbaratar mi estadística. Ha publicado todos mis mensajes, corrigiendo mis deslices. El intercambio me ha parecido positivo, didáctico. Usted no me va a convencer de que Barenboim es ese gran genio de la batuta que usted ve en él, ese director revelador, arriesgado, genial. Y yo no le voy a sacar de sus convicciones. Como bien dice: cada uno con sus gustos. Ha sido un placer.

    Atentamente,

    Anónimo

    ResponderEliminar
  26. ¡Menos mal que al final no se ha acabado el debate "a batutazos"!

    Entre buenos melómanos no estaría bien visto.


    Yo he seguido el match y solo quiero apuntar que D. Angel partía con un gran handicap en contra: está identificado. Aunque se discuta sobre hechos, no sobre personas, es importante saber con quién se hace. Por eso felicito a D. Angel por haber aguantado hasta el final sin amilanarse pero le recomiendo que ante los anónimos se repliegue. Suelen ser peligrosos y falsos pues no tienen nada que perder (no ha sido éste el caso, bien es cierto).

    en cualquier caso, gracias a ambos por sus clases gratuitas sobre Barenboim.

    ResponderEliminar
  27. Barenboim no es un genio. Es un gran músico. Un genio es un Mahler, un Wagner. Y para un Mozart o un Bach no hay palabras.

    ResponderEliminar
  28. Mire usted, que esos compositores que usted cita son genios es evidente. Por cierto, echo en falta sobre todo a Beethoven.
    Según el Diccionario, "genio" es "persona de inteligencia y originalidad extraordinarias", o "de capacidad o habilidad extraordinarias". De modo que, aunque sea subjetivo -no son cosas exactas- un intérprete musical excepcional podría ser calificado de genio. Con lo cual Barenboim, como Furtwängler, Klemperer, Arrau o Menuhin, también podría serlo. Pero esta discusión me parece que no lleva a ninguna parte: si usted piensa que los más grandes intérpretes no son genios, pues vale, no lo son. ¿Con qué palabra prefiere usted calificarlos?

    ResponderEliminar
  29. Creo que Barenboim es, hoy por hoy, el director con mayor 'peso específico' de la escena actual. Y creo comprender el mecanismo que nos incita a un rechazo, primero, y a una aceptación mayor o progresiva, después, de una interpretación. No he escuchado la versión mencionada de la Novena de Mahler. Pero afirmo que una buena, excelente lectura, de una obra como esta si además aporta un punto de partida novedoso puede que, en un primer encuentro con ella, nos sorprenda y confunda hasta el punto de causarnos cierto rechazo. No descubro nada que un melómano o buen aficionado no haya experimentado antes.
    Es humana una primera reacción como la que describe, y rectificar le concede sentido de justicia y equidad.
    Saludos cordiales.
    Alejandro García Bonet

    ResponderEliminar