Follow by Email

martes, 21 de junio de 2016

Por fin otra publicación con Nelsons: programa Mahler en Lucerna



8 Lieder "Wunderhorn" con Goerne y la "Quinta Sinfonía" de Mahler

Accentus acaba de publicar un DVD y Blu-ray (mi comentario es sobre este último soporte) con un concierto que tuvo lugar en Lucerna en agosto de 2015. El extenso programa, de dos horas cumplidas, consta de siete canciones de Des Knaben Wunderhorn con Matthias Goerne y la Quinta Sinfonía de Mahler. Los lieder escogidos son Rheinlegendchen, Wo die schönen Trompeten blasen, Das irdische Leben, Des Antonius von Padua Fischpredigt, Revelge y Der Tambourg'sell, y, entre el tercero y el cuarto de ellos se intercaló el Urlicht, cuarto movimiento de la Sinfonía "Resurrección", como se sabe sobre texto también de la colección de poemas populares Wunderhorn y encomendado a una contralto. Puede parecer sorprendente, pero queda muy bien en esta tipología vocal, al menos tan rematadamente bien cantado. 

Tras una pronunciada evolución vocal, Goerne, que empezó como un barítono lírico (no muy diferente su voz de la de un Andreas Schmidt, por ejemplo), es un hoy un barítono-bajo, quizá más cerca de bajo que de barítono. Pero, venturosamente, pese al oscurecimiento y robustecimiento de su voz, no ha perdido ductilidad ni capacidad para matizar. Su técnica ha sido siempre extraordinaria y es, además, un intérprete excepcional, capaz de todo tipo de inflexiones expresivas. Escucharlo en todas y cada una de esta canciones ha sido un placer mayúsculo y un completo asombro por su maestría en todos los aspectos. No se limita a cantar muy bien, como varios de sus colegas liederistas (es el caso de Christian Gerhaher con Boulez y la Orquesta de Cleveland en este mismo repertorio, Blu-ray también del sello Accentus: soberbio cantante con voz de barítono lírico, pero intérprete no tan dotado ni tan comunicativo como Goerne), sino que es, por encima de todo, un formidable intérprete, un pleno servidor de la música que aborda y de sus textos. Es, seguramente, el mayor liederista de la actualidad, y sin duda uno de los más grandes cantantes masculinos hoy (grandes cantantes femeninas hay más, sin duda, como creo que ha ocurrido siempre... desde que hay discos), junto, para mi gusto, a Kaufmann y Flórez, a Peter Mattei y a René Pape. Solo por estos Wunderhorn, acompañados con atención y minuciosidad extremas por Nelsons (hasta procurar no restarle protagonismo a la voz, incluso dejando la orquesta acá y allá casi en segundo plano), merecería la pena el blu-ray, pero claro también está la famosa Quinta Sinfonía.

De esta no faltan precisamente las grandes versiones filmadas, pero esta se instala cómodamente entre ellas. Con tempi generalmente tirando a morosos, en lo que se refiere a los tres primeros movimientos difícilmente conozco alguna versión que me guste más: en los dos primeros no falta la tremenda rebeldía, pero también hay en ellos un hondo sentimiento trágico y un aire doliente, e incluso momentos de sorprendente intimismo, que los hace enormemente ricos e interesantes. El scherzo no tiene mucho de particular: ejemplar. Lo que me ha gustado menos ha sido el Adagietto, muy, muy estirado (bueno, no tanto como el de Haitink -presente en la sala- en Berlín), muy ensoñado y un tanto lánguido y tendente al dulzor excesivo. Yo lo prefiero no tan moroso, más sobrio, dramático y directo. Pero reconozco que está maravillosamente bien realizado, y estoy seguro de que a muchos les encantará así. El finale destaca por su extraordinaria claridad expositiva y su optimismo, sin especial exaltación. 

Sobre la Orquesta de Lucerna no puede uno más que deshacerse en elogios, tal es el altísimo nivel de sus solistas y la extraordinaria maestría de Nelsons para cohesionarlos y llevarlos a su terreno, logrando que transmitan sus ideas con la mayor convicción. La filmación está sumamente cuidada y el sonido es buenísimo, si bien creo que en la Philharmonie de Berlín (de maravillosa acústica) han sabido captarlo aún mejor en no pocas ocasiones. ¡Queremos más discos y más blu-rays con Nelsons, que últimamente escasean!

No hay comentarios:

Publicar un comentario