sábado, 19 de mayo de 2018

"Pelléas et Mélisande" de Debussy en París con Philippe Jordan y Bob Wilson


En la Ópera Nacional de París se representó en 2012 otra muy interesante versión de la gran ópera de Debussy, que, al parecer, no ha sido editada comercialmente en DVD o Blu-ray, pero que Medici TV ha difundido a través de "Classica", que la ha retransmitido con notable calidad técnica. Dado que el día 12 colgué en este blog un comentario sobre varias versiones de Pelléas, de ellas solo una en imágenes, creo que no estaría de más decir cuatro líneas sobre lo que esta me ha parecido.

Desde el primer momento llama la atención la escena del interesante, personal y a menudo controvertido régisseur Robert (o Bob) Wilson. Se le reconoce al momento, sobre todo por su escenografía tan característica: escueta, geométrica y esteticista, pero la verdad es que en este caso es no solo bella sino también muy sugerente. Carece prácticamente de decorados tridimensionales y la luz juega un papel fundamental. Recurre -de una forma más directa, incluso, que en otras ocasiones- al teatro japonés tradicional kabuki, con gran estatismo y gesticulación casi a cámara lenta, como -aunque no lo es exactamente- sobreactuada. Creo que a esta ópera en particular, tan estática, casi letárgica, este tratamiento le sienta francamente bien.
Al frente de un Coro y Orquesta de la Ópera Nacional parisina en buena forma, la dirección de su titular, Philippe Jordan, es muy tópicamente francesa -atención especial a la tímbrica- y sumamente cuidadosa; no especialmente tensa, aunque no alcanza la intensidad atmosférica de Karajan, creo que su labor es irreprochable.

En cuanto al elenco vocal, es en líneas generales muy acertada. Stéphane Degout me ha gustado especialmente: estilísticamente certero, su bella voz de barítono lírico no es por suerte tan blanquecina como la de otros Pelléas. Mélisande, en cambio, ha sido encomendada a una soprano lírico-ligera, notable, pero algo impersonal: Elena Tsallagova; encuentro preferible la voz de una mezzo lírica. El Golaud de Vicent Le Texier no me ha gustado gran cosa ni por su canto ni por su voz, poco agradable y no está ya en su mejor momento. En cambio, un lustro antes, Franz-Josef Selig está aquí bastante mejor como Arkel que con Rattle. Todavía se hallaba bastante bien de voz -las exigencias no son grandes- la siempre gran artista Anne Sofie von Otter como Geneviève. Finalmente, Yniold lo encarna una soprano hiperligera, de caudal tan pequeño como delgado: Julie Mathevet; en un disco de audio tendría más pase que en una representación visual.

Dada la escasez de versiones audiovisuales, sería deseable, en mi opinión, que esta se editase comercialmente en soporte físico (ojalá en Blu-ray, claro), y podría ser que se les ocurra hacerlo en este "año Debussy". Veremos. ¿Se animarán a hacerlo con la tentadora versión que va dirigir en Berlín Barenboim a partir del 27 de mayo, con un reparto muy prometedor: Marianne Crebassa (Mélisande), una joven y ya extraordinaria mezzo lírica francesa (¡atentos a esta cantante!), Rolando Villazón (Pelléas: ¡menuda incógnita!), Michael Volle (Golaud), Wolfgang Schöne (Arkel) y Anna Larsson (Geneviève), con dirección escénica de Ruth Berghaus.   

8 comentarios:

  1. Hola, Ángel:

    Sí, Robert Wilson suele dar la talla. Fascinante su "Alcestes" de Gluck (¡esa cuasi beethoveniana obertura, en manos de Furtawangler!) con Gardiner en el foso, también con la andrógina Von Otter.

    Creo que una de las grandes cosas del "Pelleas" fue su influencia, en particular el Barba Azul de Bartók (¿también la "Judith" de Honegger?). Habrá que repasar toda la discografía: Berry y Ludwig con Kertesz, Fischer y Topper con Fricsay, Fischer y Varady con Sawallisch, Elias y Hines con Ormandy, Kovats y (la bellísma) Sass con Solti, Marton y Ramey con Fischer, Norman y Polgar con Boulez... ¿Alguna predilección o sugerencia?

    Espero que no haya ningún fundamentalista atonal leyendo; ya ve que son peores que los "histericistas" más violentos.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo muy clara la influencia de la ópera de Debussy en la de Bartók, aunque algunas huellas hay en esta, sobre todo en la orquestación; sin embargo, son demasiado diferentes, y cada una enormemente caractística de su autor.
      Todas las versiones que cita de Barbazul las conozco -salvo la de Ormandy-, y me gustan. Y hay otras dos que también me parecen estupendas: Obraztsova, Nesterenko/Ferencsik y Von Otter, Tomlinson/Haitink. No sé ahora cuál de ellas podría ser la que más me gusta. Tendría que reescucharlas...

      Eliminar
    2. Gracias. Sí, Ferencsik además tiene un interesante ciclo beethoveniano:

      http://www.musicweb-international.com/classrev/2008/Mar08/Beethoven_Ferencsik_HCD41007.htm

      Y creo que la única grabación completa de la versión operística de "Háry Janos", música que me emociona y enternece:

      http://oidofino.blogspot.com.es/2010/05/kodaly-hary-janos-ferencsik.html

      Saludos cordiales y gracias.

      Eliminar
    3. La ópera Háry János también la grabó (creo que será completa) István Kertész (Decca 1969). Tengo las dos versiones, pero hace años que no las comparo.

      Eliminar
    4. Sí, está recogida en la colección "The London Years" que editó Decca el 2014:

      http://www.arkivmusic.com/classical/album.jsp?album_id=1183203

      Gracias por la información.

      Eliminar
  2. Hay dvd, es del sello naïve. Pero no incluye subtitulos en español.

    ResponderEliminar
  3. Mi amigo Loren me ha pasado una grabación que no conocía: es una toma radiofónica del 16 de enero de 1960 en el Met, editada, creo que "piratamente", por el sello Opera Live. El reparto vocal es importante: el para mí desconocido Theodore Uppman como Pelléas (buena voz, intérprete discreto), Victoria de los Ángeles (francamente bien, como en su grabación con Cluytens), George London como Golaud (impresionante voz, excelente cantante: lo más interesante y destacado de la versión), Giorgio Tozzi como Arkel (desigual, e imitando a ratos la emisión de Christoff) y Regina Resnik como Geneviève (espléndida). No figura el nombre de Yniold. Admirable dirección, bastante dramática e intensa, y muy "atmosférica", de Ernest Ansermet. El sonido es aceptable.

    ResponderEliminar