lunes, 10 de junio de 2019

MÁS BREVES



Adolfo Gutiérrez Arenas graba la obra para cello de Dvorák

Como los sellos discográficos más importantes se dedican o bien a intentar producir discos que puedan ser muy comerciales, casi siempre con un forzado título, o semiclásicos, y además, tras dedicarles uno o dos discos, dan la espalda incluso a sus más destacados descubrimientos (sin ir más lejos, en el caso del violonchelo tenemos los casos de Alisa Weilerstein en Decca o de Kian Soltani en DG), muchos solistas pujantes se buscan la vida por su cuenta para poder plasmar su arte en el imperecedero disco compacto. Es el caso de Adolfo Gutiérrez Arenas, uno de los mejores cellistas de su generación a nivel global, que en 2007 editó bajo el sello Verso nada menos que las seis Suites para cello solo de Bach, en 2016 las 5 Sonatas para cello y piano de Beethoven junto al pianista Christopher Park, esta vez en Solé Recordings -interpretaciones unas y otras muy estimables-, y que ahora hace otro tanto en IBS Classical con las obras para violonchelo y orquesta de Dvorák. Lo hace en compañía de la Magdeburg Philharmonic y del director Kimbo Ishii, así como del pianista Juan Carlos Garvayo en el precioso lied Lasst mich allein, op. 82/1. 

El Concierto, obra cumbre del género, conoce en esta grabación un enfoque predominantemente lírico y meditativo (antes que volcánico o apabullante), lo que se traduce en unos tempi amplios, en un paladear sin prisa las hermosas melodías de la obra y en reflexionar íntimamente acerca de su contenido expresivo. El Adagio ma non troppo sale especialmente beneficiado de este tratamiento. Klid (La calma de los bosques) aparece lleno de sugerencias paisajísticas, de paisajes también interiores. El Rondó en Sol menor, op. 94, permite, con extrema elegancia, el lucimiento del fluido mecanismo del solista. Y se agradece la inclusión de un arreglo para cello y piano de la referida canción, que se presta estupendamente a la voz del instrumento de cuerda. 

El disco me parece de alto nivel interpretativo -la labor de la batuta es atenta, cuidadosa y muy en estilo- y en conjunto muy recomendable, si bien en la toma de sonido la orquesta aparece no en segundo plano (error bastante frecuente), sino un tanto desdibujada y difusa, por culpa probablemente de la acústica de la sala Schinkel de Magdeburgo.

Riccardo Muti dirige en Chicago Mozart y Rimsky-Korsakov

Fernando López Vargas-Machuca me ha pasado la grabación de un concierto que Muti dirigió el 22 de noviembre de 2018 a su Orquesta Sinfónica de Chicago. En el programa, la Obertura de Don Giovanni con un final de concierto añadido bastante postizo e innecesario. Al igual que la Sinfonía No. 40 que le siguió, estimables versiones que no alcanzan a sus respectivas grabaciones con la Filarmónica de Viena. Estimables, pero nada más. 

Pero la segunda parte la llenó una magnífica Scheherazade en la que, con tempi bastante dilatados (apreciablemente más que los de su soberbia grabación de 1983 para EMI con la Orquesta de Filadelfia), Muti despliega una gran imaginación para los fraseos, siempre en busca de un mayor exotismo, misterio y sensualidad. Si su interpretación de 35 años atrás era una de las mejores en disco, esta, de ser publicada por CSO Resound (ojalá), la superará, situándose entre las mejores que conozco. También porque la excelente Orquesta de Filadelfia es superada, aún, por la formidable centuria de Chicago, que conserva su personalidad, su aplastante perfección, su extraordinaria pujanza y no menos la belleza de su sonoridad. El solista, presumiblemente el konzertmeister Robert Chen, es uno de los mejores violines escuchados hasta ahora en la célebre suite sinfónica de Rimsky-Korsakov. Su interpretación es muy femenina en el mejor sentido, como corresponde (el violín personifica, como es sabido, a la princesa Scheherazade).  

Barenboim es nombrado director honorario por la Filarmónica de Berlín

Amigo Lebrecht: eres un genio y un gran profeta. A tu denostado "buen pianista metido [indebidamente] a director", después de ser ratificado ocho años más al frente de la Ópera Estatal de la capital alemana, la Orquesta Filarmónica de Berlín, con la que acaba de ofrecer un concierto a los 50 años de su debut como director con ella, dirigiendo el mismo programa que entonces (95 de Haydn, Cuarto de Beethoven y Cuarta de Schumann), lo ha nombrado director honorario. Es la primera vez que otorgan esta distinción a un director (di-rec-tor, sí, Norman).

24 comentarios:

  1. Puede, no sé, que Gergiev se defienda en general en el repertorio ruso, como sabes en las sinfonías de Piotr Illych tiene predicamento crítico...desde luego en Mazepa te puedo asegurar que estuvo más que correcto..otra cosa, por supuesto, sería escuchar el Parsifal que acaba de dirigir en Viena, o a Beethoven o Mahler, donde creo coincidir contigo que debe ser una nulidad..respecto de sus simpatías por el moderno Stalin, vaya par de idiotas...¿qué te parece el grove dictionary of opera como libro de consulta?..hace tiempo que me apetece tenerlo, y lo acabo de ver de segunda mano por treinta y pocos euros contando gastos de envío, los cuatro volúmenes......la única enciclopedia musical que atesoro en the Oxford companion to music, en un volumen, que me encanta y consulto a menudo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Grove es excelente. Yo tengo la enciclopedia en 20 volúmenes, aunque creo que hay una edición abreviada. Quizá te refieres a esa, ¿o tal vez al Grove de Ópera, que sí son 4 tomos?

      Eliminar
  2. el de ópera, sí, está muy barato en iberlibro…..la enciclopedia es muy cara y tampoco soy musicólogo, aunque como bien sabes, todo mi tiempo libre y mi pecunio lo empleo en música, creo que el gran invento del ser humano junto a la penicilina...sé feliz...

    ResponderEliminar
  3. En algún sitio he leído que el propio Mozart escribió un final de concierto para las oberturas de Don Giovanni y El rapto en el serrallo. Otto Klemperer las tiene grabadas en este álbum:

    https://www.amazon.es/Mozart-Symphonies-Serenades-Klemperer-Legacy/dp/B00A4AHZZO/

    ¿Muti ha interpretado esa versión u otra diferente?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He comprobado que los finales de la Obertura de Don Giovanni que hacen Klemperer y Muti (ninguno de ellos en la ópera completa, claro) no es el mismo. No me gusta ninguno de los dos. ¿Por qué no terminar en piano, como en la ópera? Y, la verdad, me extraña que alguno de ellos sea de Mozart: ¿en su tiempo se interpretó la obertura fuera de la ópera?... Me cuesta creerlo.

      Eliminar
  4. Angel, te dejo,por si quieres escucharla,la interpretación que Andrís Nelsons hizo de la Sinfonía Nº 97 de Haydn junto con la Tanglewood Music Center Orchestra, el 13 de agosto de 2018. Me parece extraordinaria.El Link es : https://www.youtube.com/watch?v=IzZNKOY0fSQ .Saludos. AMCS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Los Haydn que le he escuchado a Nelsons- la 44 con la Staatskapelle Berlin en blu-ray y una 94 en Lucerna- me parecen absolutamente superlativas.

      Eliminar
  5. Hola, Ángel:

    Te dejé un comentario, pero se ha perdido. Te hago otro: ¿qué opinas del sinfonismo Bohuslav Martinu? Me parece un compositor infravalorado (¿quizás por ser católico practicante?).

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siempre poniéndome "deberes"! Martinu es de los pocos compositores de su valía (según todos los diccionarios e historias de la música) con el que no logro conectar. No me disgusta, pero dista de apasionarme. Espero que a muchos melómanos no les pase con él lo que a mí.

      Eliminar
    2. Sí, seguramente no es un genio como Janácek pero su música me parece enormemente disfrutable, además de contar con la no desdeñable virtud de la abundancia. Otro compositor que se le parece es Darius Milhaud, también aplastado por el advenimiento de la vanguardia serial.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    3. Yo creo que Janácek es, rotundamente, uno de los grandes compositores del siglo XX. Milhaud también me parece destacable, a un nivel sin duda inferior. En cualquier caso, se ha divulgado una parte mínima de su producción.

      Eliminar
    4. Sí, en Spotify ni siquiera se encuentra el registro de su maravilloso (quizás la mejor incorporación del jazz al sinfonismo moderno) ciclo sinfónico (incompleto) por Plasson para DG:

      https://www.discogs.com/es/Darius-Milhaud-Michel-Plasson-Orchestre-Du-Capitole-De-Toulouse-Symphonies-NR-1-2-Suite-Proven%C3%A7ale/release/10337428

      https://www.discogs.com/es/Darius-Milhaud-Michel-Plasson-Orchestre-Du-Capitole-De-Toulouse-Symphonies-6-7-Ouverture-M%C3%A9diterran/release/1602440

      Saludos cordiales

      Eliminar
    5. Martinu no es Janacek, pero su sifonismo me encanta...¿y Kodaly, te parece a la altura de Janacek?..a mí casi, pero no diría que le llegue....sí, compraré el grove y lo llevo a casa de mi hermano que está divorciado y tiene un pisazo enorme....

      Eliminar
    6. Tengo esas Sinfonías de Milhaud por Plaason. Las editó DG en 1992-94.
      De Kodály yo diría que es muy bueno. A mí me gusta más que Martinu o que Milhaud, pero sin duda menos que Janácek.

      Eliminar
  6. Angel, acabo de ver los 20 tomos del grove en amazon por 30 euros incluyendo gastos de envío...apetece mucho tenerlo, aunque tuviera que llevarlos a casa de mi hermano....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómpralo, aunque tengas que dormir en la cama con sus 20 tomos!

      Eliminar
  7. Por cierto, hablando de Haydn, sus sinfonías, ¿por quién te gustan más, Colin Davis quizá?....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En conjunto por lo grabado, creo que Colin Davis es el mejor director haydniano que conozco.

      Eliminar
    2. Que ya es decir, porque ahí están Beecham, Scherchen, Jochum o Szell... El restablecimiento del sinfonismo de Haydn tal vez sea el acontecimiento más importante de la historia del disco.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    3. Esos cuatro directores tuvieron un papel decisivo en la "resurrección" de Haydn, pero creo que han quedado algo anticuados, suenan un poco pesantes. Davis, Solti, Marriner, Dorati y otros siguen, en cambio, bien vivos.

      Eliminar
    4. Sí, yo añadiría a Harnoncourt, Hogwood y Pinnock, aunque no sean santos de tu devoción:

      http://www.musicweb-international.com/classrev/2004/july04/Haydn99_Harnoncourt.htm

      http://www.musicweb-international.com/classrev/2015/May/Haydn_sys_4806900.htm

      http://www.arkivmusic.com/classical/album.jsp?album_id=57113

      También me intriga esta amplia miscelánea cuasi coetánea de Dorati:

      https://www.bach-cantatas.com/Bio/Goberman-Max.htm

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    5. Bien, con instrumentos originales son -no siempre, pero a menudo- francamente buenos, sobre todo, para mi gusto, Pinnock. Por cierto, estos tres directores renegaron en sus últimos años (Pinnock, afortunadamente, aún vive) de los instrumentos originales (o como se les quiera llamar).

      Eliminar
    6. Hombre, tanto como "renegar"... Que Enrique Morente actuara con bandas de rock no quiere decir que renegara del flamenco.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    7. Bueno, si "renegar" te parece muy fuerte, lo cierto es que les dieron la espalda a los "historicismos" y vinieron a decir que no eran, ni mucho menos, "la verdad".

      Eliminar